POLITICA NISMAN

CFK quiere otro juez en la causa de Irán

La ex presidenta presentó un duro escrito en la causa por supuesto encubrimiento de la AMIA. Dijo que los jueces Lijo y Bonadio carecen de “imparcialidad”. Pidió a Canicoba.

PERFIL COMPLETO

Cristina Kirchner y jueces
Cristina Kirchner y jueces Foto:Cedoc

La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner fijó su primera posición en la causa por el supuesto encubrimiento del atentado a la AMIA, un expediente originado por la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman. La ex mandataria recusó al juez de la causa, Ariel Lijo; pidió que la investigación tampoco quede a cargo del juez federal Claudio Bonadio; y acusó a ambos magistrados de “falta de imparcialidad”. Así lo confirmaron a PERFIL fuentes judiciales. 

Fernández de Kirchner planteó al juez Lijo que se aparte de la causa en la que debe investigar si la ex mandataria y el ex canciller Héctor Timerman, entre otros, crearon el memorándum con Irán para garantizar la impunidad de los iraníes acusados de la voladura de la mutual judía. A través de un duro escrito presentado por sus abogados Alejandro Rúa y Graciana Peñafort, CFK citó los argumentos de la Cámara Federal cuando ese tribunal apartó a Lijo de la investigación por el primer caso de encubrimiento del atentado, un expediente contra los funcionarios judiciales que investigaron el ataque y miembros del gobierno menemista. Entonces, se lo señaló por no haber avanzado contra Carlos Corach, hombre fuerte del gabinete de Carlos Menem, y contra los secretarios del ex juez Juan José Galeano, que actualmente está siendo juzgado por esta causa. 

Luego de que el juez Daniel Rafecas archivara la denuncia de Nisman en 2015, el juez Bonadio había iniciado una investigación paralela por supuesta “traición a la Patria”. Cuando se reabrió la denuncia de Nisman y cayó en el juzgado de Lijo, el juez Bonadio le reclamó la investigación a su colega. CFK dijo en su escrito que Bonadio tampoco puede investigar el supuesto encubrimiento de Irán porque él también fue juez en la causa del primer encubrimiento. Cristina citó una nota periodística donde definían al magistrado como “encubridor del encubrimiento”. Sobre la base de esos argumentos, pidió a ambos jueces que se abstengan de investigar la denuncia de Nisman por haber perdido la “imparcialidad”. 

La defensa de la ex presidenta plantea que el caso sea investigado en el juzgado federal número 6, a cargo de Rodolfo Canicoba Corral, donde se encuentra la causa madre: el atentado a la AMIA. Canicoba, además, fue el juez que avanzó en la causa de lavado por la cuenta secreta de Nisman en los Estados Unidos. Los abogados de CFK son los mismos que defienden a Timerman. Ahora, el juez Lijo deberá contestar el planteo de la ex presidenta. El fiscal del caso, Gerardo Pollicita, ya ordenó más de treinta medidas.