POLITICA LEJOS DE LA POLEMICA

CFK visitó uno de sus hoteles en El Calafate

Supervisó la ampliación de Las Dunas, que prácticamente triplicó su capacidad de alojamiento. Fue junto al arquitecto Pablo Grippo, un amigo de la familia presidencial.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

Desde Río Gallegos

La polémica por la investigación que lleva adelante el juez federal Claudio Bonadio frente a la firma Hotesur no amedrentó a la presidenta Cristina Kirchner para recorrer las instalaciones del hotel Las Dunas, de su propiedad, que tiempo atrás fue refaccionado y su capacidad prácticamente triplicada, según reconstruyeron testigos de la visita.

La visita tuvo lugar durante el descanso de la Presidenta, la semana pasada, en la villa turística de El Calafate, en Santa Cruz.
Según las autoridades locales, los hoteles de la familia Kirchner, Alto Calafate, la hostería Las Dunas y el hotel boutique Los Sauces, vienen promediando buenos índices de ocupación, más allá del escándalo por la investigación de Bonadio.

En El Calafate, la temporada alta recuperó este año su vigor después de algunas de pobre desempeño.

Según confirmó la Secretaría de Turismo de esa localidad, durante el último fin de semana largo –las tres noches– operó con un promedio total de ocupación del 83,01%. De todos los segmentos, se destacó la categoría 4 y 5 estrellas, con un promedio de ocupación del 94%, en la cual se ubican los hoteles de los que Cristina Kirchner es propietaria.

Visita a Las Dunas. En la recorrida por el hotel, según los testigos, estuvo presente Pablo Grippo, un arquitecto amigo de la familia que también trabajó en la construcción del hotel Los Sauces y en la propia casa de la presidenta de la Nación, a pocas cuadras del centro de El Calafate.
La visita incluyó comentarios sobre la decoración y la terminación de las obras de ampliación del lugar. Las Dunas –con una vista privilegiada del Lago Argentino y que fuera administrado por Valle Mitre SA– es uno de los hoteles que –según reveló en 2013 el diario La Nación– Lázaro Báez le alquiló a la familia Kirchner.

Debilidad por la decoración. La supervisión de los arreglos y avances de las obras de los hoteles de la familia presidencial es una tarea característica en las visitas de Cristina Kirchner a El Calafate. El año pasado fue vista en el hotel Los Sauces, que se inauguró en 2006. Los Sauces se levantó sobre un terreno fiscal de 2.100 metros cuadrados, que el matrimonio de Cristina y Néstor Kirchner adquirió en 2002 por $ 162.444, a razón de $ 77 el metro cuadrado.

Los Sauces está ubicado junto a la casona de Cristina Kirchner en El Calafate y es administrado por por los dueños del Hotel Panamericano, de la familia Relats, lo que significó una renta de más de 36 millones de pesos entre 2006 y 2010 para Cristina, Máximo y Florencia Kirchner.

La visita a Las Dunas no fue la única actividad de Cristina Kirchner durante su paso por El Calafate. También se reunió con el intendente local, Javier Belloni, aspirante a la gobernación de Santa Cruz. La Presidenta visitó, junto al diputado Miguel Guanes, la obra del Anfiteatro del Bosque, que se inauguraría en febrero de 2015.

 

Viaja a Ecuador, no a México

La presidenta Cristina Kirchner viajará a la cumbre de la Unasur, que se realizará entre el jueves y el viernes en Ecuador, pero no asistirá a la Feria del Libro de Guadalajara ni a la Cumbre Iberoamericana de presidentes, que se iba a desarrollar entre el 8 y el 9 del mes próximo.
Sus médicos le desaconsejaron que fuera a México. Dijeron que, si bien se recupera favorablemente del cuadro de sigmoiditis (inflamación en el colon), por el cual fue internada en noviembre, la idea es que su regreso a la actividad sea progresivo. Además, Cristina siempre esquiva las altas temperaturas, por su hipotensión.



Pablo Manuel