POLITICA

Cimadevilla apunta a una "asociación ilícita" entre Oyarbide y su entorno

El senador radical e integrante del Consejo afirmó que "no actuó solo en sus tropelías". Confía en la senadora K a cargo de la instrucción de la causa contra el juez.

Foto:

El senador radical e integrante del Consejo de la Magistratura, Mario Cimadevilla, sostuvo que Norberto Oyarbide "no puede ser juez" y estimó que puede existir una "asociación ilícita" con "muchos de sus colaboradores".

El juez federal, cuestionado por todo el arco opositor y algunos pares, fue denunciado por la Cámara Federal ante el Consejo por mal desempeño en sus funciones. Ante ese panorama, el senador fue contundente al marcar que "no hay que ser muy sagaz para darse cuenta de que entre Oyarbide y el poder político de turno ha habido una complicidad donde se han hecho mutuamente favores".

"Cada vez que fue denunciado por alguna cuestión vinculada a su funciones de juez, el oficialismo ha devuelto sus favores impidiendo que las investigaciones avanzaran", señaló, a la vez que consideró que Oyarbide no solo "ha tenido la protección del poder, sino, muchas veces, del estamento judicial".

Cimadevilla apuntó que el magistrado "no puede ser juez" por su "conducta reprochable" porque, señaló, "él garantiza impunidad y del otro lado le garantizan inmovilidad como juez".

La Cámara denunció a Oyarbide por mal desempeño ante el Consejo de la Magistratura porque resolvió dos veces la situación de acusados en la causa, que no le correspondía, por el delito de lavado de dinero a través de cheques de droguerías que se usaron para el financiamiento de la campaña presidencial de Cristina Fernández de Kirchner.

El juez sobreseyó a Héctor Capaccioli, ex jefe de la Superintendencia de Servicios de Salud; a Hernán Diez, ex director de Lotería Nacional; Sebastián Gramajo, ex legislador porteño kirchnerista y Gabriel Brito, ex mayorista farmacéutico, cuando la Cámara le había dicho dos veces que la causa le correspondía al juez Ariel Lijo, a pesar de lo cual se la quedó.

La senadora kirchnerista Ada Iturrez quedó a cargo en el Consejo de la Magistratura de la instrucción de la denuncia.

Esta mañana, Cimadevilla consideró a su par oficialista como una persona "proba" y confió en que, ante esta responsabilidad, "haga un buen trabajo". Pero dijo sospechar sobre la posibilidad de que entre Oyarbide y sus colaboradores exista una "asociación ilícita".

"Yo no sé si en el Juzgado de Oyarbide no funciona una asociación ilícita porque no puede un juez solo, sin la colaboración de alguno de sus colaboradores, haber hecho algunas de las tropelías que hizo Oyarbide", disparó.

Cimadevilla recordó el escandaloso allanamiento a la Mutual Propyme, que Oyarbide detuvo ante un simple llamado telefónico del subsecretario de Legal Y Técnica, Carlos Liuzzi.

"En ese allanamiento a la financiera, Oyarbide no actuó solo, sino con la colaboración de muchos de los que trabajan con él; creo que él ha tenido la complicidad de muchos de sus colaboradores", insistió.


Redacción de Perfil.com