POLITICA SOSPECHAS DE COIMAS

Citan a indagatoria a uno de los jefes de la Policía Federal

El juez Casanello investiga si encubrieron a efectivos acusados de pedir dinero. Apuntan a Calviño, responsable de las comisarías.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

El juez federal Sebastián Casanello citó a indagatoria al comisario general Guillermo Calviño, uno de los jefes máximos de la Policía Federal. El superintendente de Seguridad Metropolitana, es decir, el responsable de la Federal en la Capital Federal, deberá declarar el 14 de abril en una causa por presunto encubrimiento a policías federales acusados de coimar a dos hombres y robarles una bolsa de marihuana, adelantaron fuentes de la causa a PERFIL.

El caso es un fuerte mensaje a la fuerza y recala directamente en la interna policial. El hecho, que parece ser menor, englobaría un modus operandi.

Tras la fusión entre la Policía Metropolitana y la Federal que impulsó el macrismo, Calviño se convirtió en el jefe más poderoso de la policía, incluso por encima del jefe de la fuerza, Román Di Santo. Calviño tiene a su cargo las 54 comisarías porteñas.

La citación como imputado había sido solicitada por el fiscal federal Federico Delgado. También deberán presentarse a declarar tres comisarios de la Federal: Adrián Ferraris –a cargo de la División Protección Federal Motorizada–, Tomás Cowes y Néstor Sotello –Cuerpo de Policías de Tránsito–. En la causa ya están procesados cuatro oficiales, embargados por $ 30 mil cada uno y con prohibición para salir del país.

El expediente se originó en la Justicia ordinaria pero quedó en el fuero federal este año. El 20 de marzo de 2015 dos hombres que iban en una moto fueron demorados en la vía pública por miembros de la Federal. Les pidieron documentación y luego los requisaron. Tras el operativo de rutina, los dos hombres se presentaron en una comisaría porteña para denunciar que durante el procedimiento, tres oficiales de la Federal los coimearon para no llevarlos detenidos por tenencia de drogas y después se llevaron la marihuana que les habían encontrado en una mochila. Como jefe de los involucrados, Calviño deberá rendir explicaciones ante el juez Casanello porque se habría detectado un supuesto encubrimiento del hecho.

Según los denunciantes, los policías les pidieron $ 2 mil para no llevarlos detenidos, pero sólo les pagaron mil pesos porque no tenían más dinero. No obstante, tras recibir la coima, también les quitaron la marihuana. El procedimiento quedó asentado en una planilla donde figura que esos agentes denunciados detuvieron efectivamente a los denunciantes esa noche.

Los oficiales denunciados son Alberto Martín Pardo, Diego Luis Martínez y Gustavo Alejandro Gigena. Lo que los policías no sabían era que uno de sus superiores, César Gabriel Navarro, estaba siendo escuchado en el marco de otra causa.

En las escuchas, se detectaron conversaciones sobre el supuesto intento de encubrir el caso de la coima denunciada, según consta en la resolución a la que accedió PERFIL.



Emilia Delfino