POLITICA LA VISIÓN DE TRES ESPECIALISTAS

Elecciones sin Cristina: quién gana y quién pierde

Luego de que la expresidenta insinuara que no se va a presentar como candidata, el panorama dentro del peronismo y el macrismo se volvió una verdadera incógnita.

Cristina Kirchner
Cristina Kirchner Foto:Captura de video
Luego de que la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner dejara entrever que no se presentaría en las próximas elecciones legislativas de octubre, el panorama dentro del peronismo y el macrismo se ha vuelto una verdadera incógnita. "Me excluyo", lanzó la exjefa de Estado el jueves pasado durante una conferencia en la sede del gremio docente Sadop y las versiones acerca de su retiro de la carrera por una banca en el Congreso empezaron a correr.

Ante esas declaraciones, diversos analistas políticos dialogaron con Perfil y coincidieron en que la intención de Cristina es evitar la polarización de Cambiemos, posicionándose en un rol de conductora de la oposición, fuera de la Cámara de Senadores.

"Si es cierto lo que dice de que no participa cambia por completo el mapa político argentino y la suerte de Mauricio Macri para mal. Macri necesita que Cristina esté en la cancha. Yo no sé si lo que está diciendo es cierto o lo está amenazando a Macri con desaparecer, pero si lo hace libera al peronismo", explicó Jorge Giacobbe a este portal.

Además, advirtió de un "pacto" entre la exmandataria y Macri: "Cristina ha firmado un pacto con Macri por el cual ella se dedica a espantar a la misma sociedad que votó a Macri y Macri se dedica a que Cristina esté en libertad. Es un pacto perfecto porque impide la creación de nuevas figuras. Esta aparente confrontación que es un acuerdo impide eso. La desaparición de Cristina rompería ese escenario. Y Mauricio va a lamentar mucho esa decisión. Si no tiene una figura muy desprestigiada enfrente va a ser Macri", argumentó.

Según las estadísticas de su consultora, Giacobbe indicó que "Cristina mide 30 puntos en la provincia de Buenos Aires, que es muchísimo para poco, pero poquísimo para mucho", lo que la alejaría de la postulación.

En contrapunto, el analista Roberto Bacman, consideró que la expresidenta todavía tiene posibilidades de crecer en territorio bonaerense dado que su imagen negativa allí es menor que a nivel nacional. "Cristina tiene 60% de imagen negativa a nivel nacional, pero en la provincia de Buenos Aires tiene 53% de imagen negativa. Con 40% de votos ganaste la provincia de Buenos Aires en una elección de medio término. Osea que tiene posibilidades de crecer si lo que hoy mide son 30 puntos", sostuvo en diálogo con este sitio.

Además, señaló que "la decisión de Cristina pasa por cuál es el lugar que ella quiere tener. Después de haber sido presidenta dos veces y haber ganado una reelección con 54% de los votos, si lo mejor es volver a ser una senadora más. ¿Desde dónde puede aportar más Cristina a este peronismo que se está replanteando toda su estructura tras la última derrota del 2015?", se preguntó.

En esa línea, coincidió con Giacobbe con que una candidatura de Cristina le daría "ventaja a Cambiemos porque le permite polarizar. Pelear con el kirchnerismo no es lo mismo que con el peronismo. El kirchnerismo tiene negatividad en cierto segmento de la sociedad, que es la que no votó a Scioli en 2015. Creo que ella está pensando eso".

Por otro lado, el analista y periodista Sergio Berensztein dijo a Perfil que "para el macrismo es una mala noticia si Cristina no se presenta. Porque pierde su estrategia de polarización en donde ella iba a tener un rol protagónico que ahora no tendría". 

Con respecto al peronismo, Berensztein consideró que "es una noticia dispar, porque si bien en términos electorales para la provincia de Buenos Aires ella es claramente la mejor candidata, pero en términos políticos es resistida por muchos intendentes y sindicalistas políticos que no se sienten cómodos con ella. La construcción de confianza y el tiempo que tenés que dedicar a desarrollar redes de afinidades a lo Menem, Alfonsín o incluso Néstor Kirchner hay que hacerlo y lo está haciendo de forma tardía". 

"Hay que ver si el peronismo está en condiciones ahora de llenar el vacío de liderazgo en términos de competitividad electoral que deja Cristina", afirmó.
 
Posibles reemplazos de Cristina y nuevo escenario para los demás espacios. Berensztein planteó que si Randazzo llega a una primaria, "un eventual escenario sería contra Daniel Scioli". Y agregó que "para Massa juega a favor, porque la polarización lo deja marginado y ahora curiosamente tiene más chances de volver a tener un poco de más protagonismo".

En cambio, Giacobbe cree que "si Cristina desaparece se termina el kirchnerismo" y si bien "el nuevo escenario quedaría muy abierto" el nombre más fuerte para la conducción del peronismo sería el de Juan Manuel Urtubey.

"Si Cristina es candidata Randazzo seguro no va por adentro. Si el candidato es Scioli casi seguro que va por adentro. La tarea de Randazzo es sacarle votos a Cristina. Con Scioli la pelea sería más pareja, con Cristina pierde por mucho. Scioli mide 10 puntos menos que Cristina", expresó el analista.

Por último, Bacman detalló que "el peronismo de la provincia está tratando de evitar las PASO a pesar de las intenciones ya declaradas de Randazzo. El candidato de la unidad puede ser Daniel Scioli como también puede ser Verónica Magario porque representa más al pensamiento de Julián Domínguez y Espinoza. No está definido aún".

Y explicó que "el problema de Cambiemos es justamente en la provincia de Buenos Aires porque no tiene a un candidato fuerte, porque Carrió va a ir por la capital donde la va a ganar cómodamente y porque habrá que ver si Lousteau no le hace más daño al oficialismo que a la oposición".