POLITICA CAMBIO DE EPOCA

Cómo borrar a Néstor: la batalla también se disputa desde lo simbólico

Por iniciativas de Cambiemos, se rebautizaron lugares que llevaban el nombre del ex presidente. Las quejas del kirchnerismo, en una pelea que promete sumar nuevos capítulos.

Mar Chiquita. Sobre la ruta 2, las letras del Parque Municipal fueron quitadas por el municipio (gobernado por Cambiemos). Militantes K volvieron a pintarlo.
Mar Chiquita. Sobre la ruta 2, las letras del Parque Municipal fueron quitadas por el municipio (gobernado por Cambiemos). Militantes K volvieron a pintarlo. Foto:Cedoc Perfil

Para quienes transitan la Autopista Buenos Aires-La Plata con GPS, la voz de esta aplicación anuncia la llegada a la capital provincial cuando el automóvil se acerca a la “Rotonda Néstor Kirchner”. El ingreso al distrito lleva el nombre del ex presidente desde 2012, pero ahora Cambiemos busca quitarle su denominación y que quienes lleguen a la ciudad vean y escuchen el nombre de “Héroes del submarino ARA San Juan”. La intención de borrar el nombre de Kirchner se repite en distintas localidades en todo el país en las que, después de la muerte del ex presidente, espacios públicos y diferentes instituciones comenzaron a llevar su nombre.

“Cuando se le puso el nombre, el kirchnerismo tenía mayoría en el Concejo Deliberante y lo hizo de manera irregular, ya que la ordenanza vigente respecto de los nombres de los parques, plazas, calles y demás dice que las personas tiene que tener cinco años de fallecidas antes de que puedan llevar su nombre. Me pareció adecuado el nombre de ‘Héroes del submarino ARA San Juan’ por lo que significó para el país y porque esa rotonda se utiliza para ir a la Escuela Naval en donde muchos de quienes fallecieron cursaron”, explicó a PERFIL el concejal macrista Julio Irurueta, quien presentó el proyecto a fines de diciembre de 2017 y espera el inicio de sesiones para su tratamiento.

Cambiar el nombre es contraproducente con el diálogo que pregonan. Si uno fuera mal pensado puede sonar a provocaciones innecesarias. Con estas iniciativas no se borra la memoria, en vez de ocuparse de estas cosas podrían trabajar en temas que sí están en la agenda de la gente como la inflación, tarifazo y desempleo”, contestó ante este medio la diputada provincial del FpV Valeria Amendolara, quien era presidenta del bloque de concejales kirchneristas que votaron por la iniciativa.

Borradas. A 375 kilómetros, sobre la ruta 2 a la altura de Coronel Vidal, en el Parque Municipal las letras que formaban el nombre Néstor Kirchner fueron quitadas por el municipio con el argumento de que estaban en un estado de deterioro avanzado. “Las letras no fueron sacadas para repararlas porque hasta le quitaron los soportes de la pared, esto es una venganza política”, denunció el concejal del Frente para la Victoria de Mar Chiquita, Jorge Scala. El bloque peronista logró que el Concejo vote por la reposición de las letras, pero la batalla continuó: el municipio no lo hizo, los militantes de La Cámpora pintaron el nombre de Néstor Kirchner y el gobierno local lo tapó. Quienes pasen por la ruta 2 en este verano verán que los militantes insistieron y con pintura negra volvieron a poner la denominación del ex presidente.

En Viale, Entre Ríos, la historia se repitió. Sin pasar por el Concejo Deliberante, el municipio (gobernado por Cambiemos) decidió quitar las letras de “Pte. Néstor Kirchner” al parque industrial inaugurado en 2011 por el entonces gobernador Sergio Urribarri. El Partido Justicialista local repudió la “vil actitud gorila” por parte de las autoridades.

En Misiones, en cambio, fue el gobernador Hugo Pa-ssalacqua quien debió dar marcha atrás con su propia decisión de instalar una placa en una plaza de la localidad de El Soberbio con el nombre de Kirchner. Después de las quejas de los vecinos y diferentes dirigentes, el mandatario ordenó cambiar la placa y colocar una nueva con el nombre original del General José de San Martín.

En San Rafael, Mendoza, una página de Facebook invitaba a los vecinos a unirse para quitarle la denominación de Kirchner a la terminal de ómnibus. Incluso, el radicalismo local abrió el debate en el Concejo Deliberante, pero en plena votación y después de una fuerte discusión, el Frente para la Victoria logró los votos necesarios y consiguió frenar el intento de cambiarle el nombre.

Después de varios años en obra, la nueva terminal de Zárate no pudo ser inaugurada. Un año atrás, los concejales de Cambiemos intentaron que no lleve las letras de Néstor Kirchner pero no lo logró. Sin embargo, ahora el intendente local explicó que la habilitación de distintos organismos del gobierno nacional para operar se sigue retrasando. “Cabe la pregunta de si es porque la Terminal se llama Néstor Kirchner”, sostuvo el jefe comunal, Osvaldo Cáffaro.

La polémica y la puja por borrar la denominación “Néstor Kirchner” se sigue extendiendo a otros municipios como una escuela en Chajarí, Entre Ríos; un Centro Integrador Comunitario en Venado Tuerto, Santa Fe, o la terminal de Roque Pérez (Buenos Aires). En Córdoba, el auditorio de Radio Nacional Córdoba ya no lleva su nombre y en Jujuy, un decreto del gobernador, Gerardo Morales, quitó el nombre de la terminal que pasó a llamarse “Coronel Manuel Arias”.


CCK resiste con siglas

Ni bien asumió la presidencia Mauricio Macri, el oficialismo mostró su intención de cambiar el nombre del Centro Cultural Kirchner, una de las obras emblemáticas del último tramo del gobierno de Cristina. En un primer paso se llamó “CCK”, ya que la iniciativa de borrar la denominación completa debería ser aprobada en el Congreso Nacional. “Estamos buscando un nombre que nos contenga a todos los argentinos”, contó el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, quien no descarta aún enviar la iniciativa al Parlamento, sobre todo luego del cambio de nombre de las represas Jorge Cepernic y Néstor Kirchner en la provincia de Santa Cruz.