POLITICA EL VÍNCULO CASA ROSADA-VATICANO


El plan para "cerrar la grieta" entre Macri y Francisco

Buscan que el Papa visite la Argentina en 2017, en medio de una relación tirante con el Gobierno. Carrió y Durán Barba, dos factores explosivos.  


Foto:Cedoc

"Hay que generar un puente entre el Papa y Macri", consideró el diputado PARLASUR y exembajador ante la Santa Sede, Eduardo Valdés, dejando en claro la necesidad de acercar al mandatario con el Sumo Pontífice.

Según pudo saber Perfil.com, varios hombres trabajan para construir ese nexo entre el Vaticano y la Casa Rosada, aunque hay tres que se destacan: el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo; el ministro de Educación y Deportes, Esteban Bullrich, y el dirigente Omar Abboud que fue quien fundó el Diálogo Interreligioso con el entonces cardenal Jorge Bergoglio. Todos hombres cercanos al Papa y a Macri.

Incluso, días atrás los tres participaron de un encuentro donde se planteó trabajar para que Francisco haga una escala en la Argentina, en medio del viaje agendado al Brasil con motivo de los 300 años de la Virgen de Aparecida. 

Esa "red", como llaman fuentes cercanas al Sumo Pontífice, también la integran referentes de varios partidos como: Felipe Solá, Gustavo Vera, Eduardo Valdés, Hernan Patiño Mayer, Alicia Pierini, Jorge Taiana, Alicia Barrios, Aldo Carreras, Julian Dominguez, Humberto Podettti, Leon Carlos Arslanian, Mario Cafiero, Juan Zabaleta (Intendente de Hurlingam), Gustavo Menendez ( Intendente de Merlo) Verónica Magario (Intendente de La Matanza), Hector Daer, Rodolfo Daer, Victor Santamaría, Andrés Rodríguez, entre otros.

"Si se ve llegar al Papa a Ezeiza se terminan las especulaciones de distanciamiento entre el Gobierno y Bergoglio", señalaron fuentes cercanas.

Así señalan a Bullrich, Abboud y Pinedo como hombres encargados de acercar a Macri y Francisco, existen quienes dinamitan los puentes: "Sin duda son Elisa Carrió, Jaime Durán Barba y Susana Malcorra", confiesa uno de los hombres allegados al Sumo Pontífice.

Por su parte, en la misma línea, Valdés consideró que tener a Carrió como presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto de la Cámara de Diputados de la Nación "tampoco es amigable con el Papa, máxime cuando la diputada todos los días lo agrede".

Protocolo. Las diferencias entre el Presidente y el Santo Padre fueron evidentes luego del encuentro entre ambos, que duró 22 minutos, mientras que con la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner y con la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, llegó a estar una hora y media.

Sin embargo, un hombre cercano al Sumo Pontífice y al Gobierno Nacional consideró a este portal que la relación entre Francisco y Macri no es distante. "Tenemos que dejar de prestar atención a quién recibe el Papa y a la duración de la reunión".

Según explicó, las diferencias en las duraciones se basan en el lugar y el protocolo para las mismas. En la residencia de Santa Marta –donde se recibió a Bonafini y a Cristina–, es el Sumo Pontífice quien tiene un control mayor de los tiempos. Sin embargo, en el Palacio Apostólico, lugar del encuentro con Macri, hay tiempos y normas especiales que cumplir. "Miren los tiempos de reuniones con otros mandatarios y van a ver que es una cuestión protocolar", consideró.

En la misma línea, Valdés destacó que el encuentro con Bonafini "se postergó tres veces" y que estaba prevista desde 2013. "No tiene nada que ver con el momento político actual", aseguró en el programa de Mauro Viale en A24.

* De la redacción de Perfil.com | Twitter: @hernangsoto



Hernán Soto (*)