POLITICA CONVOCATORIA EN APOYO A MACRI

Cómo se motorizó en las redes la marcha del 1A

Fue impulsada a través de cuentas de Facebook y Twitter cercanas al Gobierno. La Casa Rosada primero tomó distancia pero luego pasó a impulsarla solapadamente. El resultado se verá hoy a las 18 en Plaza de Mayo.

Propaganda. Macri, ayer con jubilados de San Isidro, y los banners difundidos a través de internet.
Propaganda. Macri, ayer con jubilados de San Isidro, y los banners difundidos a través de internet. Foto:telam

La Solano Lima tiene 16 mil seguidores en Twitter y 10 millones en YouTube. Con esas armas virtuales, más un discurso siempre al borde de la provocación, fue una de las agrupaciones que más empuje y difusión le dieron a la marcha de hoy en apoyo al Gobierno. Sin padrinos políticos dentro del Gobierno, tras su reciente quiebre con el ministro bonaerense Cristian Ritondo, La Solano forma parte de una red de cuentas (algunas anónimas) y tuiteros oficialistas. Sus responsables interactúan y coordinan movidas colectivas, como la marcha del #1A. A veces cuentan con el apoyo de Casa Rosada, y otras (el acto de hoy fue un caso) funcionan como una especie de subconsciente audaz del macrismo.

El plan de La Solano y demás cuentas es copar el Obelisco en “defensa de la democracia” y “apoyo a Mauricio” (Macri). El acto empezará a las 18 en el Centro y otros puntos del país. Los organizadores recibieron inicialmente un guiño algo frío de los funcionarios. El riesgo, ante los ojos del jefe de Gabinete Marcos Peña, y una parte del oficialismo, era que el Gobierno quedara pegado a una marcha escuálida. Tras la sucesión de paros y reclamos en contra de Cambiemos, correr la carrera de la masividad era un riesgo. A último momento, sin embargo, los expertos en redes sociales del gobierno detectaron un nivel de tráfico que los volvió un poco más optimistas. El jueves pasado, ante consultas de la tropa macrista, la respuesta desde el segundo piso de la Rosada pasó a ser: “Si tenes ganas y tiempo, ¿por qué te diríamos que no? Una forma sutil de empujar a los propios a la calle. “Salimos a apoyar al gobierno en un momento especial, con mucho ruido político. Un sector de la oposición rechaza todo sin fundamentos, denuncia supuestos hechos de corrupción que no son, como los casos de Arribas, el Correo o Panamá Paper”, explica el jefe de La Solano Lima, José “Chavo” Mozzoni Ramello.

Una de las primeras cuentas de twitter que difundió la idea de hacer una Plaza del Sí macrista fue la de @Rex_Aluminio. Se trata de un tuitero de identidad desconocida, pero que tiene 9280 seguidores. “Propongo hacer una marcha nacional ESTABILIZADORA. No de apoyo al Gobierno, sino a la democracia”, planteó el 10 de marzo. Fue quien logró más empuje y retuits para la aventura, según detectaron desde el gobierno. Desde la Rosada aclararon que no tienen vinculación alguna con el tal Rex_Alumnio.

Si bien esta vez no promovieron el acto del #1A, otros tuiteros muy activos en favor de Cambiemos son: un militante de la Coalición Cívica llamado Luciano Bugallo (tiene más de 73 mil seguidores) y El Cipayo Argentino, con casi 50 mil followers. Esas y otras cuentas de tono anti-kirchneristas rabioso suelen compartir agenda. Esta tarde se pondrá a prueba su capacidad para traducir los miles de retuits y likes en presencia callejera.


Entusiasmo con cautela en el Gobierno

Vía Twitter y Facebook, Marcos Peña despegó al Gobierno del acto amasado desde esas mismas redes. “La convocatoria del 1° de abril en apoyo al Presidente y/o en apoyo a la democracia no es promovida ni organizada por Cambiemos o el Gobierno”, explicó secamente. “Es una convocatoria que no hacemos nosotros, pero es bueno que la gente se exprese”, coincidió Macri. El comunicado del jefe de Gabinete se difundió hace seis días, cuando en Casa Rosada todavía se imponía la precaución. A los pocos días, sin embargo, esa frialdad inicial se había convertido en un entusiasmo larvado, un poco en contra del discurso oficial. Los propios organizadores detectaron ese giro discursivo y protestaron por lo bajo (o por mensaje directo de Twitter). Tras percibir una mayor actividad en redes vinculada a la manifestación, desde el Gobierno entendieron que podrían capitalizarla en su favor y a muy bajo costo. Así será, si resulta exitosa.