POLITICA ELECCIONES 2017

Efectos de la grieta: cómo quedó el reparto de votos según la edad de los electores

Según una encuesta, Cambiemos se hace fuerte entre los mayores de 55 años mientras que el kirchnerismo entre los jóvenes de 35 a 55. Los que tienen entre 16 y 34 años son más reacios a votar al oficialismo por el desempleo y los problemas económicos.

Encuesta
Encuesta Foto:Managament & Fit

La polarización del electorado pareciera redefinirse a casi un año y medio del inicio de la gestión de Mauricio Macri. Quienes conforman el grupo de los votantes que creen estar fuera de la grieta entre kirchnerismo y oficialismo tienen un gran poder de fuego en sus manos. 

Con el comienzo oficial de la carrera electoral para las PASO del 13 de agosto, según un estudio de la consultora Management & Fit, hay una clara preferencia de la mayoría por el “centro” con un 45% aproximadamente, mientras que el 28% se ubica del lado oficialista de la grieta y el otro 25% del lado kirchnerista. 

Sin embargo, al planear una campaña política se tienen en cuenta muchos otros factores más allá de las preferencias políticas. El factor socio-demográfico es un elemento clave para los candidatos y sus asesores.

De acuerdo con los datos arrojados por esta consultora, en términos de edad, Cambiemos es fuerte entre las personas que superan los 55 años y el kirchnerismo entre los que van de 35 a 54. Quienes tienden a preferir la “ancha avenida del medio”, son los muy jóvenes, esos que forman parte de la franja 16 - 34. 

A la hora de explicar estos números, Mariel Fornoni, analista política y directora del estudio que realizó la encuesta, asegura que “independientemente de las cuestiones políticas” los resultados son el reflejo del descontento del “segmento jóven, de entre 20 y los 35 años, que son los que empiezan a entrar en el mercado laboral”. 

“Gran parte de ese segmento está desempleado y son los que más buscan trabajo. Además es una franja etaria que se sintió desilusionada por parte de algunas promesas del Gobierno, fundamentalmente con el caso del impuesto a las ganancias y los créditos hipotecarios”, analizó. “Ahora les cuesta más llegar a fin de mes”, consideró. 

Situación económica. De la encuesta y del análisis Fornoni surge un dato clave: Cambiemos tiene un bajo porcentaje de autodenominados como “desocupados”, mientras que en el núcleo kirchnerista son proporcionalmente más. 

Mientras que el 90% de los kirchneristas afirman que la situación de empleo del país empeoró, el 90% de los afines a Cambiemos dice que se mantuvo igual o mejor. De los que están en el centro más del 60% coincide con el núcelo K.  

Pero, a pesar de la gran grieta que divide las aguas en cada debate televisivo, los tres segmentos coinciden en algo: la inflación. Entre el 75% y el 90% cree que la situación de precios ha empeorado con respecto a los últimos meses.

Por sexo. En las divisiones por sexo, en núcleo kirchnerista es el preferido por los varones, mientras que Cambiemos, es el espacio predilecto de las mujeres, a tal punto que tiene una sobre-representado.