POLITICA


Cómo será la "operación sencilla" a la que someterán a Cristina

Dos expertos neurocirujanos adelantan los detalles de la intervención quirúrgica. 


Foto:Cedoc.

A sólo horas de la operación de Cristina Fernández de Kirchner de la hematoma subdural en el cráneo en la Fundación Favaloro, dos prestigiosos neurocirujanos coincidieron que la intervención quirúrgica no posee, en principio, riesgos para la Presidenta y que se trata de una operación "sencilla" para un especialista.

El neurocirujano Jefe de Servicio del Instituto Neurociencias Buenos Aires (INEBA), Rafael Torino, explicó a Perfil.com que se trata de "una operación frecuente de no gran complejidad, a diferencia de un tumor de cerebro, un aneurisma, una patalogía dentro del cerebro. En este caso es una operación programada y debe ser porque se puede esperar un tiempo y no habría riesgos de esa espera”. El cirujano del Hospital Británico aclaro que “hay mucha gente que está confundida: los hematomas del cerebro pueden estar dentro o fuera. En este caso, está dentro del cráneo, pero fuera del cerebro, comprimiendo el cerebro. En cambio, cuando es un ACV, está dentro del cerebro la hematoma”. “La posibilidades de riesgo son pocas, según mi experiencia. Puede haber pequeñas complicaciones infecciosas, que se vuelva a producir una hematoma, un re-sangrado. En cualquier acto quirúrgico también pueden aparecen otras complicaciones inherentes a la patología propia, neurológicas, como una convulsión o algún otro deficit mínimo, como adormecimiento de una pierna un brazo o falta de sensibilidad”, apuntó a este portal el miembro del Colegio Argentino de Neurocirujanos y la Asociación Argentina de Neurocirugía. Con relación a la operación en sí, Torino señaló que "una intervención de hematoma subdural dura entre una hora y hora y media, pero depende de la técnica. La que más se usa es la que se aplican dos orificios de 14 milimetros, después se abre la membrana que es la dura madre y después se evacúa de coleccción de subdural hemorrágica, que suele ser líquida. Luego se irriga con suficiente solución fisiológica. Después se pueden dejar uno o dos drenajes durante 48 horas. Esto depende del caso y del cirujano”. El neurocirujano de INEBA también precisó que “generalmente estos hematomas crónicas se producen con mayor frecuencia a partir de los 60 años” y los pacientes de riesgo son aquellos que "consumen muchas aspirinas, que favorecen el sangrado".

Sin dificultades. En una entrevista con Radio del Plata, Jorge Lambre, el jefe de neurocirujía del Hospital de "El Cruce Néstor Kirchner" de Florencio Varela, explicó "es un hematoma subsural subagudo, por lo que en este caso es una operación de las más sencillas de neurocirujía para un especialista entrenado. Es una operación corriente para nosotros. Ahora, cualquier neurocirujía se puede complicar, pero con expertos tiene que salir bien".

El profesional del nosocomio de intermunicipal de Alta Complejidad siguió: "Se trata puntualmente de una preparación en el cráneo para lo que hay distintas técnicas, algunos hacen una preparación, otros dos; después se abre la abdura madre, la meninge que envuelve el cerebro, para encontrar el coagulo, evacuar ese hematoma y el parénquima cerebral, por lo que es una operación de bajo riesgo".

Sobre la recuperación posoperatoria, Lambre apuntó en el programa "La vuelta de Zloto": "Tiene que ser muy rápida, habitualmente se pude dejar un drenaje hasta 36 ó 48 horas después, con lo que ya se puede dar el alta a los tres o cuatro días. Los puntos se quitan entre diez o quince días luego de la intervención".

En cuanto al reposo posterior, el neurocirujano del Hospital "El Cruce" señaló que "después no se recomienda trabajos de esfuerzos durante 45 días, pero un trabajo 'intelectual', al mes ya puede estar trabajando normalmente, también puede ser antes. Con un mes tiene de sobra".

Respecto al "hormigueo" que acusó la presidenta ayer en su brazo derecho, el neurocirujano señaló que "hay síntomas del hematoma subdural que puede generar efectos en el movimiento de partes del cuerpo de lado opuesto".

Según precisó el cirujano, en el hospital "El Cruce" se practican 600 cirugías de cráneo al año y 800 de neurocirugía, de lo cuales los hematomas subdurales, como el que aqueja a la Presidenta "deben ser el 10%", estipuló.



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • hematoma subdural
  • Cristina Fernández de Kirchner
  • salud de Cristina
  • Cristina internada