POLITICA AMBICIONES DE LIDERAZGO REGIONAL TRAS LA GIRA ASIATICA

Con Brasil en crisis, Macri sueña con ocupar su lugar

.

Japon. Ayer, en Tokio, el Presidente recibió elogios del primer ministro de ese país, Shinzo Abe.
Japon. Ayer, en Tokio, el Presidente recibió elogios del primer ministro de ese país, Shinzo Abe. Foto:presidencia
A su habitual entusiasmo posterior a las giras presidenciales, el Gobierno sumó un dato político. Una lectura optimista, en realidad. Según celebraron ayer en Casa Rosada, el viaje de Mauricio Macri por Asia sirvió para posicionar a la Argentina como líder regional, frente a los problemas domésticos que atraviesan Brasil y México.

Tras su visita a China, Japón y los Emiratos Arabes, Macri se llevó algunos acuerdos de inversión y financiamiento, más una serie de felicitaciones por haber abierto la economía.
Así, el oficialismo volvió a reafirmar su fe en el rumbo elegido. Pero con un matiz, tras la aparición proteccionista de Donald Trump y los reclamos chinos por el parate en la construcción, en la provincia de Santa Cruz, de dos represas acordadas. Ante ese panorama inesperado por el Gobierno, la promesa macrista de “volver al mundo” cambió ligeramente su centro de gravedad: pasó de los Estados Unidos hacia Oriente. La gira asiática de Macri selló esa mayor flexibilidad en el speech y en su política internacional.

“Macri ha hecho reformas para una libre economía y ejerce un notable liderazgo”, elogió ayer el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, ante un grupo de periodistas. Fue un típico elogio de los que se suelen jactar el Presidente y sus ministros. Un motivo de orgullo que generalmente viene con un lamento adherido: Macri y su tropa se sorprenden por el contraste que perciben entre el apoyo externo y ciertas críticas locales.

“De 1 a 10, nos fue 9 puntos. El mensaje que llegó a Japón es que acá no hay corrupción, algo que para ellos es central”, resume un asesor de Macri. Ayer, en el tramo final de su tour de nueve días, el Presidente y Abe firmaron un memorándum de cooperación, basado en tres puntos: agricultura y agroindustria, tecnología y comunicaciones, y turismo.
“Argentina tiene el papel de una locomotora en el continente sudamericano. Quiero desarrollar con mayor energía las relaciones”, dijo el primer ministro japonés. Macri también se reunió con los CEO de las automotrices Toyota y Nissan, quienes anunciaron inversiones en el país.

En China, durante la etapa más importante de su viaje, Macri había firmado 16 acuerdos por cerca de 17 mil millones de dólares. Si bien se desconoce la letra chica de esos contratos, una de las condiciones impuestas por el presidente Xi Jinping sería que la Argentina cumpla con los convenios firmados previamente por Cristina Kirchner.
La exigencia china se refiere principalmente a la construcción de las centrales hidroeléctricas Kirchner y Cepernic, en Santa Cruz. Como gesto de buena voluntad, Macri llevó un informe de impacto ambiental, hecho por el Ministerio de Sergio Bergman, que da el visto bueno para que finalmente empiecen las obras.