POLITICA CÓDIGO PROCESAL PENAL


Con oposición dividida, los K quieren la reforma penal para fin de año

Miguel Ángel Pichetto anticipó que votarán la medida la última semana de noviembre. Carrió y Massa, con posiciones encontradas.

Cristina pidió acelerar el trámite del proyecto. Massa está
Cristina pidió acelerar el trámite del proyecto. Massa está "de acuerdo". Y Carrió se opone.
Foto:Cedoc

Aprovechar las divisiones de la oposición, conseguir quórum y festejar la sanción. Esa es la metodología que usó el kirchnerismo, año tras año, para dar un trámite exprés en el Congreso a cada pedido de Cristina Fernández de Kirchner. Y, al parecer, eso es lo que pasará con la reforma del Código Procesal Penal, que le dará más poder a la procuradora Alejandra Gils Carbó, pareciera seguir el mismo camino legislativo: el oficialismo quiere sancionarla antes de fin de año y los opositores están entre el sí y el no.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Mientras la jefa de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, llamó a la oposición a no "legitimar la impunidad" con ese proyecto, el diputado del Frente Renovador Sergio Massa y legisladores del macrismo se manifestaron "de acuerdo" con la iniciativa anunciada el martes pasado por la presidenta Cristina Fernández.

El punto más polémico, que se lleva todas las miradas, es el endurecimiento de la política migratoria. Según la mandataria, apunta a “terminar con la puerta giratoria” ya que prevé penas para extranjeros que vengan a delinquir al país. Sin embargo, el eje central de la reforma es el cambio de sistema de la Justicia Nacional de inquisitivo a acusatorio, que le transferirá el peso de las investigaciones a los fiscales, designados por la procuradora oficialista, y correrá de la escena a los jueces.

Por eso, el kirchnerismo no sacará el pie del acelerador. “Vamos a trabajar todo el mes en las comisiones, y se intentará tenerlo aprobado en la última semana de noviembre, antes del cierre de las ordinarias", advirtió hoy el jefe de bloque del oficialismo en el Senado, Miguel Ángel Pichetto. 

En diálogo con los cronistas parlamentarios en su despacho de la Cámara alta, recordó que "la comisión de Justicia y Asuntos Penales ya viene tratando hace cinco meses proyectos de reforma integral del Código de distintos senadores".

Asimismo, el presidente de la comisión de Justicia y Asuntos Penales, Pedro Guastavino, informó que "el martes próximo, a las 15, se reunirá el plenario de las comisiones de Justicia y Asuntos Penales y de Presupuesto y Hacienda para continuar tratando la reforma, que se comenzó a tratar en abril, y asistirán el ministro de Justicia, Julio Alak; el secretario de Justicia, Julián Alvarez, y funcionarios del equipo de asesores del ministerio".

Por su parte, la oposición se mostró divididaCarrió pidió a todo el arco opositor dejar en soledad al Gobierno cuando trate en el Congreso el proyecto y justificó ese pedido en que los legisladores no kirchneristas "no" pueden "legitimar la impunidad" que se buscaría con el nuevo texto legal.

Se apunta a "la impunidad y el manejo (de las causas) por (la Procuradora General Alejandra) Gils Carbó. La votó la oposición, pero no tendríamos que haber tenido a esta fiscal", reprochó la aspirante presidencial por el Frente Amplio Unen (FAU).

Massa por su parte, afirmó que "estamos de acuerdo en herramientas que permitan expulsar a aquellos inmigrantes que cometan delitos y terminar, como lo planteamos el año pasado, con la puerta giratoria y las trampas procesales", aunque puso reparos en la iniciativa de darle más poder a las fiscalías, por lo cual adelantó que planteará que el "Parlamento tenga control sobre el funcionamiento" de los fiscales.

En tanto el diputado por Unión PRO Pablo Tonelli anticipó -en diálogo con DyN- que su bloque acompañará la iniciativa porque "va en el buen sentido, en el camino correcto". El legislador del macrismo destacó que la posibilidad "de acortar los tiempos, reducir las incidencias y agilizar los procesos penales" y también admitió coincidencias en relación a la expulsión de extranjeros "siempre y cuando sean para los que están en condición irregular, que ya es una condición para la expulsión".

Desde el oficialismo, Rossi pidió "generosidad" a la oposición y que participe del debate parlamentario y Randazzo aclaró que "cuando la Presidenta habla de que la inseguridad tiene mucho de marketing, no lo hace con el sentido de creer que no hay problemas vinculados a la inseguridad. Todo lo contrario".
"Es de un grado de 'hijadeputez' (sic) increíble" afirmar que a Cristina Fernández "no le preocupa" la inseguridad, enfatizó Randazzo.

Mientras que Scioli pidió que "los legisladores tengan el debate y el consenso necesario para poner a nuestro país a la vanguardia" y advirtió que "por más de que pongamos más patrulleros, más policías y prevención, nos quedamos a mitad de camino si no tenemos una justicia más ágil, más eficiente, con castigo ejemplar a los delincuentes".



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Reforma
  • Código Procesal Penal
  • Justicia
  • Extranjeros
  • Alejandra Gils Carbó
  • Senado
  • Oposición
  • Congreso
  • Diputados