POLITICA UN EMPLEADO DE KIRCHNER EN LA MIRA


Conectan la causa de “la ruta del dinero K” con un secuestro insólito

Se desprende de la investigación sobre dos hermanos de apellido López, integrantes de la Unidad Básica López Calo.

PERFIL COMPLETO


Foto:Cedoc

Desde Río Gallegos

El fiscal federal Guillermo Marijuan parece tener competencia en la búsqueda “del dinero K”. Dos detenidos por tentativa de robo declararon ante la Justicia que cometieron el delito porque pretendían una “ayuda económica” de un ex colaborador de los Kirchner que, según ellos, manejaba mucho dinero en bolsos. Ahora, el abogado de los detenidos el abogado pedirá al juzgado que envié el testimonio de sus clientes al juez federal Sebastián Casanello para que investigue la conexión del caso policial con la “ruta del dinero K”. “No hubo robo, la finalidad era que se repartiera el dinero de los bolsones que traía Sosa de Buenos Aires con Muñoz”, dijo el defensor Carlos Muriette a PERFIL.

Los detenidos son dos hermanos de apellido López –integrantes de la Unidad Básica López Calo–, quienes al ser indagados por la jueza Rosana Suárez sostuvieron que asaltaron a la víctima, Roberto “Roby” Sosa, porque “manejaba dinero de los Kirchner” y de “Daniel Muñoz y Fabián Gutiérrez”, los ex secretarios presidenciales. El primero falleció recientemente.

Según el sitio OPI Santa Cruz, Roberto Sosa es un ex secretario de Néstor Kirchner que se encontraba por debajo de Muñoz. A Roby, los hermanos López lo sacaron de su casa y lo llevaron a otra donde los detenidos reconocen haberle pegado para que hablara.

Diego y Alfredo López se defendieron ante la jueza de la acusación de secuestro al sostener que la madrugada del 9 de mayo Sosa se subió a la camioneta en la que se movilizaban por su propia cuenta. La esposa de Sosa dio otra versión y, de hecho, fue quien llamó a la policía para denunciar el secuestro y dio pistas sobre los responsables.

Camino a una casa ubicada en la calle Gobernador Moyano de Río Gallegos, Sosa les ofreció $ 10 mil y eso terminó por enfurecer a los hermanos López. Ya en la vivienda, golpes de por medio, Roby llegó a ofrecer hasta $ 200 mil diarios. No conformes, la última oferta de la víctima fue: “Bueno, vamos, yo sé dónde está toda” la plata. Así consta en la declaración. Cuando salieron de la casa, la policía los esperaba para arrestarlos.

El abogado de los hermanos Sosa dijo a PERFIL que pedirá que la jueza cambie la calificación de tentativa de robo a coacción, ya que –según dijo– los hermanos no pretendían robarle sino que devolviera el dinero que no le pertenecía. Muriette alegó que los tres se conocían desde hace muchos años y que Sosa fue ayudado por los López cuando no tenía un buen pasar económico, por lo que habrían pretendido una “devolución de gentileza”.
El episodio se conecta con otro hecho. A los padres de Daniel Alvarez, otro colaborador de Néstor y Cristina, le robaron tres sujetos que ingresaron a la casa, también en Río Gallegos. Los delincuentes buscaban dinero y de hecho se alzaron con una suma importante que no trascendió oficialmente debido al hermetismo que hay en la investigación. Hasta ayer, aún no había detenidos.



Pablo Manuel