POLITICA DUDAS

La AGN cuestionó el pedido del Gobierno sobre el Correo

Desde el organismo explicaron a Perfil que sólo el Congreso puede solicitar que investigue el caso. ¿La estrategia es ganar tiempo? Tuit de Gioja.

Oscar Lamberto
Oscar Lamberto Foto:DyN
"El Estado Nacional, como parte de estos juicios, le solicitará a la Auditoria General de la Nación (AGN) que dé un veredicto técnico". La frase del jefe de gabinete Marcos Peña en la conferencia de prensa de esta mañana para dar respuestas sobre el escándalo del Correo Argentino fue refutada casi al instante por parte de las autoridades del organismo nacional. Es que la AGN depende del Congreso de la Nación, no del Poder Ejecutivo. Y en el entorno de su titular, Oscar Lamberto, creen que Peña sabe esto pero el gobierno nacional busca así ganar tiempo.

"No somos el organismo adecuado, el Gobierno tiene a la Sigen (Sindicatura General de la Nación) para este tipo de cuestiones; suena raro que se acuerden de la Auditoría después de que se armó el escándalo", dijo Lamberto a Infobae. Fuentes del organismo explicaron a Perfil que el pedido tiene que venir por parte de la Comisión bicameral parlamentaria mixta revisora de cuentas. "Esa comisión es el nexo entre AGN y el Congreso". ¿Quién la dirige? El senador del FPV por Formosa, José Miguel Mayans.

Este medio pudo saber además que Lamberto no recibió de buena manera los dichos de Peña. Al parecer, se enteró en el mismo momento en el cual comenzó la conferencia y no ahorró críticas para los funcionarios. Este mediodía, además, el diputado José Luis Gioja disparó: "En el bochorno del Correo, @marquitospena debería saber que la @AuditoriaAGN depende del Congreso. Al Gobierno le faltó autocrítica".

Dichos. "Posterior a la discusión vimos con muy buenos ojos que investigue la Oficina Anticorrupción, que investigue el Congreso, que investigue la Justicia, que investiguen todos los órganos de control que así lo requieran porque la transparencia y legalidad es total", indicó Peña este mediodía. "En un año electoral, estas discusiones se van a llevar a un plano político permanentemente", señaló. "Estamos absolutamente tranquilos y convencidos de lo que somos y de lo que vinimos a hacer en la Argentina, un cambio sobre la forma en que se gobierna, sobre la transparencia, sobre la conducta de los funcionarios", planteó.