POLITICA


Crece la interna de UNEN: "Carrió reacciona igual a Cristina Kirchner"

El desplante de la diputada y sus declaraciones posteriores no cayeron bien en el frente. El historial de alianzas rotas de Lilita. 

Después de que la diputada Elisa Carrió hiciera una feroz aparición en TV donde justificó su apoyo a la inclusión de Mauricio Macri en las internas abiertas de UNEN, los dirigentes de ese espacio Fernando "Pino" Solanas y Humberto Tumini salieron a cuestionar a la legisladora en representación a la "amplísima mayoría" del frente, que no quiere al jefe de Gobierno entre los suyos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Carrió dijo sentirse "usada" por Solanas. "Me fue a buscar para ser senador, lo ayudé a ser senador, y al otro dia me pegó como un macho cruel", había dicho la legisladora. "Eso es un disparate", contratacó hoy el de Proyecto Sur, que negó haberle pedido ayuda a Lilita para llegar a la Cámara alta.

La interna entre ambos salió a la luz en la jornada del lunes, cuando en un acto institucional Carrió se levantó enojada de su asiento mientras Solanas cerraba la ceremonia con duras palabras hacia el Pro y cerrando una eventual alianza. "Eso seguirá siendo materia de debate, aunque se va a superar rápido porque la mayoría de las fuerzas que está en UNEN ya se han expedido y lo van a ratificar", sentenció hoy Pino.

Antes de presentar un proyecto en el Senado de Ley Nacional de Pesca Marítima y Acuicultura, el cineasta le aclaró a la agencia DyN que él no dice "que tiene que irse nadie" del frente, pero ratificó que "el espacio fija su línea que tiene que ver con su carta fundante y funciona de acuerdo a lo que va resolviendo".

El otro que recogió el guante fue el secretario general de Libres del Sur, Humberto Tumini"Carrió me recuerda a Cristina Kirchner. Reacciona igual: se victimiza diciendo que no la dejan gobernar, que sólo le ponemos palos en el camino y que se lo hacemos porque ella es mujer y está sola", dijo el diputado, en diálogo con FM Palermo.

"Carrió se levantó de forma intempestiva del acto, en un gesto de marcada intolerancia, cuando Pino Solanas dijo que no había en UNEN lugar para la derecha moderna, refiriéndose a Macri. Postura, por lo demás, que sostenemos la amplísima mayoría en UNEN", lanzó.

Más filoso aún, Tumini sentenció que con el discurso de Lilita "se embelleció a Macri y eso objetivamente nos hace daño". Al ser consultado sobre el futuro del espacio tras esta disputa, el dirigente echó un manto de dudas sobre la continuidad de Carrió en el frente: "Depende de ella". Y concluyó: "Carrió nunca respetó los partidos políticos. Yo pensé que había superado ciertas situaciones".

Un historial de alianzas y rupturas. A lo largo de su carrera política, Elisa Carrió ha formado tantas armados políticos como los que rompió. Luego de que en 1999 criticara desde la Alianza a Fernando De La Rúa por los nombres elegidos para el gabinete que lo acompañaría en su presidencia, Carrió permaneció en la Unión Cívica Radical hasta la llegada de Domingo Cavallo al ministerio de Economía.

En 2002 se mostró junto al entonces gobernador de la provincia de Santa Cruz Néstor Kirchner y al candidato a Jefe de Gobierno porteño Aníbal Ibarra. Eran tiempos en los que juntos pedían la caducidad de todos los mandatos electivos en medio de la crisis política desatada en 2001.

La afinidad se prorrogó un tiempo más y, luego de quedar quinta en las elecciones presidenciales con su flamante fuerza ARI, en 2003 Carrió llamó a votar por Néstor Kirchner en el ballotage frente a Carlos Menem. Lo mismo haría unos meses más tarde al afirmar que apoyaba abiertamente a Aníbal Ibarra frente a Mauricio Macri, a quien acusó de ser "parte de la cultura de la década del 90 que se niega a ir". 

Luego de haber sido electa diputada nacional en 2005, Carrió fue candidata a Presidenta en 2007 por la Coalición Cívica ARI, acompañada por el socialista Ruben Giustiniani. En aquella campaña presidencial, el expresidente Raúl Alfonsín apoyó a Roberto Lavagna y calificó a Lilita Carrió de "hipócrita" y "traidora al radicalismo". El ARI se fracturó por las alianzas promovidas por Carrió: algunos aceptaron la Coalición Cívica, otros conformaron el espacio "Solidaridad e Igualdad". 

En 2008, la Coalición Cívica de Carrió se alió a la Unión Cívica Radical y al Partido Socialista, con la vista puesta en las elecciones legislativas de 2009. Nacía así el "Acuerdo Cívico y Social" que se impuso en las legislativas de 2009 y que también duró poco. En 2010 Lilita Carrió se mostró "enamorada" de Ricardo Alfonsín, a quien le dijo públicamente que lo quería mucho. Unos meses después dio a entender que el bloque radical había "arreglado" con el kirchnerismo para la aprobación del presupuesto nacional y pateó el tablero al denunciar un nuevo "pacto de Olivos". La ligaron hasta Margarita Stolbizer y María Eugenia Estenssoro. Así, Carrió se presentó a las presidenciales sólo con la Coalición Cívica, obteniendo el 1,8% de los votos. 

A pesar de la pelea con el radicalismo, para las últimas elecciones legislativas Carrió volvió a conformar un frente electoral junto con Proyecto Sur, el Partido Socialista, el Partido Socialista Auténtico, Libres del Sur, la Unión Cívica Radical y el GEN. Luego de una victoria cómoda en la ciudad de Buenos Aires, Carrió está nuevamente al borde de alejarse de una alianza que le dio resultado. 

 

 



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Frente Amplio UNEN
  • Elisa Carrió
  • Pino Solanas
  • Humberto Tumini
  • Mauricio Macri
  • Elecciones 2015
  • La crisis de Carrió
  • La crisis de Carrió