POLITICA IRA A TRIBUNALES EN DIEZ DIAS


Cristina apuesta a una fuerte marcha y a que se hable de persecución

Tiene que declarar el 13 de abril ante el juez Bonadio por la venta de dólar futuro. La Cámpora prepara una movilización.

PERFIL COMPLETO


Foto:Cedoc

Cristina Kirchner se presentará a declarar ante el juez Claudio Bonadio en diez días y su hijo, Máximo, la recibirá con la militancia en la puerta de los tribunales. La indagatoria a la ex jefa de Estado promete ser uno de los puntos cúlmines del avance vertiginoso que están teniendo las causas contra ex funcionarios kirchneristas en el fuero federal y que impactó ayer con el arresto de Ricardo Jaime.

Para la tropa del Frente para la Victoria, la citación de Bonadio es parte de una persecución política. Cristina Kirchner había acusado al juez, siendo presidenta, de “pistolero y extorsionador”, cuando éste tenía a cargo la causa Hotesur y allanó las oficinas de la firma, además de varios organismos públicos.

Ahora, el magistrado quiere escuchar la versión de la ex presidenta sobre la venta de dólar futuro, que se realizó en los meses previos a la elección de octubre. La acusa de haber perjudicado el patrimonio del Banco Central vendiendo dólar futuro para apaciguar las expectativas de una devaluación.

Si bien la acusación es grave, el expediente que más preocupa a Kirchner es Hotesur, la pesquisa que busca determinar si detrás del alquiler millonario de habitaciones del hotel familiar hay lavado de activos. En esa empresa está toda la familia: además de Máximo, figura en el directorio Florencia y la presidenta es Romina Mercado, sobrina de Cristina, hija de Alicia. El caso Hotesur es el que la conecta con Lázaro Báez, que dio muestras de estar despechado y querer hablar.

La semana que viene, La Cámpora, el Movimiento Evita, Nuevo Encuentro y otras organizaciones sociales se reunirán para ajustar los detalles de la movilización que, esperan, sea masiva. Se definirá allí, por ejemplo, si habrá o no oradores mientras la ex presidenta esté declarando. “Más allá de lo que está organizado, nosotros creemos que va a ir mucha gente espontáneamente”, consideró una fuente de la agrupación.

Acelerar. El gobierno nacional también busca que se aceleren las causas por corrupción. Puso a la Oficina Anticorrupción como querellante en varias causas y logró reactivar una investigación por enriquecimiento ilícito contra el ex subsecretario de Legal y Técnica Carlos Liuzzi. También impulsó una causa contra el ex jefe de la AFIP Ricardo Echegaray y pidió medidas de prueba en el caso Ciccone, cuyo principal protagonista es el ex vicepresidente Amado Boudou.

 

Afiches y redes sociales

Con el lema “Si la citan a ella, nos citan a todos”, el kirchnerismo ya viralizó en las redes un afiche con la imagen de Cristina Kirchner, para convocar a la marcha para acompañar a la ex presidenta el día que le toque declarar ante el juez Claudio Bonadio. Además, utilizó el hashtag “vuelve” en Twitter para dejar abierta la posibilidad de que la ex jefa de Estado tenga alguna aparición antes de su presentación a declarar en tribunales.
El kirchnerismo apuesta a que la citación sea leída como una persecución política y no como una acusación con elementos sólidos. La ex presidenta tiene previsto, además, volver a la política activa a través de una fundación que funcionará a metros del Congreso. Será sede también de encuentros de los dirigentes de La Cámpora, a quienes ya se vio entrando al edificio de Rodríguez Peña 80. Estarán allí con Carlos Zannini y Oscar Parrilli, dos históricos del kirchnerismo.



Mariano Confalonieri