POLITICA ¿NO ERAN LOS PIQUETES DE LA ABUNDANCIA?


Cristina "devaluó" las exportaciones del campo

" Hay que abandonar el sesgo primario de la producción", enfatizó ante autopartistas y destacó que "una tonelada del sector equivale a 26 mil dólares, mientras una de maíz a 240 dólares".


Foto:DYN
Pocas horas antes del levantamiento de la protesta del campo, la presidenta Cristina Fernández consideró que "la clave para seguir creciendo es abandonar el sesgo primario de la producción" y darle "valor agregado" a las exportaciones. La Mandataria comparó que una tonelada de exportación de la industria automotriz equivale a 26 mil dólares mientras que una de maíz representa 240 dólares. Tal como lo viene haciendo en sus últimos discursos, Cristina apeló a esa dura referencia indirecta para no hacer ninguna mención explícita al conflicto del gobierno con el campo. La jefa del Estado habló al presentar durante un acto en la Casa de Gobierno el proyecto de ley para el desarrollo y la consolidación de la industria autopartista que fue elevado al Congreso Nacional. Cristina afirmó que "la clave está en abandonar el sesgo primario de la producción para darle mucho valor agregado.  Este es el debate que tenemos que darnos los argentinos en este acuerdo del Bicentenario". Utilizó igual método cuando destacó a la industria automotriz como "generadora de empleo formal y de mejores salarios" como contrapartida de otras oportunidades en que había señalado al ruralismo como el sector de mayor trabajo informal. Junto a la presidenta se ubicó el gobernador santafesino, Hermes Binner, ya que en esa provincia tienen sede muchas empresas de este tipo, aunque no fue de la partida el cordobés José Schiaretti, que también posee en su territorio varias compañías automotrices. La iniciativa oficial presentada en el Salón Blanco tiene por objetivo fortalecer el autopartismo en la producción nacional de automóviles, como la fabricación de ejes con diferencial, motores y cajas de transmisión, e incentivar la exportación. A su turno, el ministro de Economía, Carlos Fernández, enfatizó que el gobierno "está convencido de la fortaleza de este proyecto y de los réditos importantes para el empleo y fiscales, en términos de expectativas". En este marco, resaltó que el objetivo del plan es "pasar el millón de unidades de producción, alcanzar los 500 mil motores e incrementar el empleo". "Los objetivos son ambiciosos, pero bien podemos lograrlos", afirmó. Previamente, había hecho uso de la palabra el empresario santafesino José Luis Basso, quien posee en la ciudad de Rafaela una empresa autopartista que exporta la mayor parte de su producción. Para resaltar la importancia que el gobierno le otorga al sector industrial, estuvieron presentes en el acto la mayoría de los integrantes del gabinete nacional y los titulares de la Unión Industrial y de la CGT, Juan Carlos Lascurain y Hugo Moyano, entre otros. Fuente: DYN

Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Cristina Fernández de Kirchner