POLITICA DESDE RIO GALLEGOS, SANTA CRUZ

Cristina evitó referirse al escándalo y apuntó a Scioli por un conflicto gremial

Pidió a las autoridades provinciales que se “hagan cargo” y “pongan la cara” frente a la toma de la planta Gestamp en Escobar, que golpeó la producción de automóviles.

PERFIL COMPLETO

Foto:Marcelo M. Abbate

desde Río Gallegos

En su primera aparición pública luego del llamado a indagatoria de Amado Boudou, Cristina Kirchner decidió evitar el tema y apuntar las críticas contra Daniel Scioli. Sin mencionarlo y desde un escenario montado en Río Gallegos para anunciar obras, la Presidenta cargó contra el gobernador bonaerense por “sonreír siempre” y reclamó a las autoridades provinciales que “pongan la cara” ante el conflicto en la planta de autopartes Gestamp, en Escobar.

“Sé que es lindo sonreír siempre y decir a todo que sí”, se quejó la jefa de Estado. Las críticas sorprendieron al gobernador, ya que al mediodía, cuando Cristina hacía su discurso, el gobierno provincial ya había acordado la conciliación obligatoria y sus ministros se encontraban en la fábrica desde la primera hora de ayer para avanzar en un acuerdo.

“El Ministerio de Trabajo tiene un representante en la fábrica desde el primer día. Hoy (por ayer sábado), junto al ministro de Producción, Cristian Breitenstein, llegamos a la fábrica a las siete de la mañana y desde esa hora ya estaba dictada la conciliación”, explicó a PERFIL el ministro de Trabajo bonaerense, Oscar Cuartango. La ministra de Producción de la Nación, Débora Giorgi, criticó a la noche la conciliación. Dijo que “se tardó demasiado en intervenir”, cuestionó que la solución fuera la “reincorporación” y enmarcó el conflicto en una disputa política.

La protesta comenzó hace quince días con marchas por el despido de setenta empleados, y el último martes nueve trabajadores tomaron la planta, lo que provocó la paralización de las actividades en esa empresa y complicó a Volkswagen Ford y PSA (Peugeot-Citroën) que debieron discontinuar su producción por falta de insumos que Gestamp le provee. Desde el sciolismo apuntan que los dichos de la mandataria tuvieron el objetivo de hacerle pagar al gobernador el costo político de “un conflicto nacional que se origina por la crisis automotriz como consecuencia de la caída de la demanda y la producción en el sector”.

En el entorno del gobernador saben que las críticas del kirchnerismo irán en aumento a medida que avance la campaña electoral. Scioli ya comprendió que no es el candidato elegido por el gobierno nacional, por lo que se prepara para llegar al momento de la elección de candidatos presidenciales con un kirchnerismo dispuesto a desgastarlo.

“Lo que no podrán hacer es negarnos el derecho a competir”, repite un dirigente a cargo de la campaña nacional de Scioli. Y agrega: “Van a intentar que retrocedamos en las encuestas para demostrar que otro candidato suyo puede ganar, pero no subestimen a Daniel, ya intentaron hacer lo mismo durante siete años y no les resultó”.

“Tenemos una fábrica en la jurisdicción de la provincia de Buenos Aires tomada por nueve trabajadores que impiden el trabajo de miles de argentinos. Les pido a las autoridades que se hagan cargo del problema y lo resuelvan y a los trabajadores que cuiden por favor las fuentes de trabajo”, fue una de las frases que ayer disparó Cristina contra Scioli. En el discurso, la Presidenta evitó hablar de la citación a indagatoria del vicepresidente por la causa Ciccone. Tampoco tomó contacto con la prensa como suele hacerlo cuando llega a Santa Cruz. En el escenario montado en el gimnasio, Lucho Fernández estuvo acompañada por el gobernador Daniel Peralta, con el que el kirchnerismo mantiene un enfrentamiento.

 

Réplica a Carta Abierta

“Una cosa es tener un carácter moderado y otra muy distinta es tener conductas y posicionamientos indefinidos”, es parte de la carta abierta que le respondió el gobierno bonaerense con la firma del presidente del Banco Provincia, Gustavo Marangoni a Carta Abierta. “En 2008, durante el conflicto por la resolución 125, ocasión en la que nace Carta Abierta, y en las elecciones de 2009 y 2013, Scioli estuvo donde debía”, explicó Marangoni. Y agregó: “El kirchnerismo es peronismo. Y si hay alguien del peronismo que podrá gobernar para todos, ese es Daniel Scioli”.



Pablo Manuel