POLITICA

Cristina Kirchner apostó a La Cámpora y perdió

Por Mariano Confalonieri | El resultado de la elección porteña fue una mala noticia para los planes presidenciales de imponer a un candidato propio.

Foto:Telam

Las caras se transformaron cuando las pantallas del primer piso empezaron a transmitir los primeros resultados oficiales. No solo Mariano Recalde había quedado por debajo de Martín Lousteau, sino que como fuerza, el Frente para la Victoria caía al tercer lugar.

En el búnker del hotel NH Tango más de la mitad del gabinete, incluso Carlos Zannini, el influyente secretario de Legal y Técnica, y la cúpula de La Cámpora estuvo rodeando al favorito de la Rosada en el tercer piso del hotel porteño. Recalde, que habló con la presidenta, comprendió lo peor: Cristina Kirchner apostó todo a La Cámpora, la agrupación de su hijo, y sufrió una dura derrota. Es muy probable que en las elecciones generales del 5 de julio el FpV quede afuera de la segunda vuelta, algo que no pasa hace ocho años.

Para peor, Mauricio Macri, con quien el oficialismo pretende polarizar la elección nacional, fue el gran ganador de la jornada: bendijo a Horacio Rodríguez Larreta y aplastó a Gabriela Michetti.

Recalde y los otros precandidatos de la interna quisieron disimular el trago amargo con los cánticos festivos de la militancia.

Pero la derrota pegó duro. El candidato del FpV fue el último en hablar pasadas las diez de la noche.
El ensayo le salió mal a Cristina Kirchner. Quiso probar que con un candidato puro del camporismo podía retener los votos del kirchnerismo en la Ciudad, cuyo techo, suponía estaba en los 25 puntos. Sin Daniel Filmus, un candidato que en los papeles no era ultra K. También quiso probar que si entraba en una segunda vuelta en las generales del 5 de julio instalaría un candidato para 2019. Pero lo más probable es que en esa fecha muchos votos de Michetti vayan a Lousteau y terminen inflando más el porcentaje de ECO.

El triunfo de Larreta es mala noticia para el kirchnerismo. Lo único que festejaban en el búnker del FpV era el segundo lugar de Neuquén. Con derrotas en Santa Fe, Mendoza y Capital el oficialismo tendrá que reveer su estrategia. Así y todo Cristina decidió enviarle todo su apoyo a Recalde, aún en la derrota, el FPV es persistente.



Redacción de Perfil.com