POLITICA EL FUTURO DE C5N


Cristina Kirchner le pidió que no vendiera el canal

El empresario desplegó como estrategia defensiva la venta de sus principales empresas. Pero el medio está por ahora fuera de la oferta.

PERFIL COMPLETO


Foto:CEDOC PERFIL

Cristóbal López desplegó como estrategia defensiva la venta de sus principales empresas. Pero el canal de noticias C5N está por ahora fuera de la oferta. Cristina Fernández en persona le impidió que se desprendiera de la señal, según ratificaron diferentes protagonistas del negocio de los medios de comunicación. Y el empresario no tiene margen para rechazar la orden.

Los intentos de acuerdo de Cristóbal López con el gobierno de Mauricio Macri rebotaron por ahora como una pelota contra una pared. Cuando se vio acorralado, López intentó dividir el Grupo Indalo para trazar un cordón sanitario frente a los embargos por la evasión en su compañía petrolera. La reacción conjunta de la Justicia y la AFIP se lo impidió.

Desde entonces hubo interesados en quedarse con C5N. Algunos incluso buscaron aprovecharse del mar revuelto y recuperar lo vendido. Daniel Hadad lo desmiente.

Macri tomó como cierta la teoría del jefe de Gabinete, Marcos Peña, para quien los medios tradicionales perdieron brutalmente poder frente a las nuevas formas de comunicación. De ahí el empeño que lo llevó a armar un enjambre de secretarías con expertos en redes sociales. Es también el motivo de cierta despreocupación por el carácter crítico que algunos advierten en medios que antes le resultaban aliados. Aluden al Grupo Clarín. Pero no hay unanimidad en la Rosada. Otros preferirían no subestimar los factores tradicionales de poder en tiempos en que la economía y el PJ no dan tregua. Algunas críticas llegan a oídos del Presidente, hasta las de un conductor radial que Macri puso en contacto con Peña para que se las transmitiera ao vivo.

Desde la intemperie, Fernández de Kirchner pretende conservar herramientas que le permitan incidir en la agenda frente al calvario judicial. A falta de una salida mejor, el empresario y la ex presidenta confluyen en la estrategia de la resistencia.



Damián Nabot