POLITICA

Cristina lanzó en cadena nacional becas para los "hijos del neoliberalismo"

La Presidenta dio un discurso al país en su primer acto en más de un mes. Presentó un plan de incentivos estudiantiles.

Foto:Télam.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner habló esta tarde por Cadena Nacional. Fue el primer discurso público de la mandataria en unos 40 días y lo usó para lanzar un programa de incentivos estudiantiles que beneficiaría a un millón y medio de jóvenes.

La jefa de Estado habló hoy desde el Salón de las Mujeres, después de un prolongado silencio. Poco antes de las 19, la Presidenta llegó en auto, vestida de blanco. En Casa Rosada la esperaba una multitud de militantes, sus ministros, gobernadores y artistas.

Cristina se sentó acompañada del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, el ministro de Economía, Axel Kicillof, el titular del Sedronar, padre Juan Carlos Molina, y la ministra de Acción Social, Alicia Kirchner.

Los militantes la vitorearon con el cántico: "Che, gorila, che, gorila. No te lo decimos más. Si la tocan a Cristina, qué quilombo se va armar". Luego se proyecto un video con medidas de la Presidenta que "cambiaron nuestra historia para siempre" y presentaba un "nuevo derecho, el derecho a progresar".

"Prog.R.Es.Ar" (Programa de Respaldo a Estudiantes Argentinos) es un nuevo programa de incentivo al estudio que brindará ayuda económica a alumnos de instituciones públicas. "Cristina corazón, acá tenés los pibes para la liberación", festejaron los militantes en Casa Rosada.

"Esto no es un programa de gobierno, es un proyecto de vida para todos los argentinos", afirmó la Presidenta. "No lo financia la ANSES, lo financia el Estado nacional. Quiero que quede claro, para evitar el titular de mañana: con la plata de los jubilados financian a los jóvenes".

"Estamos consolidando un sistema de seguridad social en la República Argentina sin precedentes en nuestra historia". La Presidenta aseguró que se beneficiará a aproximadamente 1 millón y medio de jóvenes. "Estos chicos son los hijos del neoliberalismo. Son los chicos cuyos padres no tenían trabajo o lo perdieron, o no fueron educados en la cultura del trabajo, y necesitan de la presencia del Estado para salir adelante. ¿Cuál es la contraprestación? Estudiar".

"Tenemos que ir a buscar a los chicos para que vayan al colegio. Yo sola no puedo", resaltó antes de un aplauso conmovido. "El Estado solo no puedo, ningún gobierno puede solo. Tenemos que ir al territorio, trabajar con los que más lo necesitan".

Utopías. “Vamos hacia la utopía de una sociedad igualitaria”, proclamó Cristina. “Muchos de los problemas que hoy atraviesan nuestros jóvenes y en otra parte del mundo es la pérdida de las utopías, las ilusiones, el luchar por un mundo mejor”, opinó.

"Yo siento que no quieren escarmentar al Gobierno, quieren escarmentar a la sociedad", dijo en un momento del discurso, y añadió: "Lo quieren hacer otra vez, como cuando yo era chiquita y se quiso asustar a la sociedad para que se aterrorizara para que nunca más se pudiera meter en ningún proyecto de cambio”.

Estampillas y La Cámpora. También se refirió a favor de las estampillas de "la década ganada" y lamentó un incidente en el que la policía de San Isidro habría atacado a militantes de La Cámpora. “¿Qué paliza les dieron en Vicente López la Policía comunal? ¿Para que viene la Policía comunal al menos?”, cuestionó.

Luego comentó: "Cuando vi las estampillas me pareció una maravilla de colorido, de arte, y muestran políticas de Estado que ningún dirigente puede negar".

La reaparición. "Espero que mañana nadie critique la cadena nacional, porque después de tanta demanda de presencia y de hablar", ironizó. También sugirió que los medios "están vinculados con esto de las desapariciones" porque titularon "reaparece Cristina". "Quizás quisieron darle un toque Hollywoodense 'reaparece' tipo 'reestrena', pero conociéndolos no me sonó", dijo después.

La última aparición pública de Cristina había sido el 19 de diciembre, en el acto de ascenso del General César Milani, pero la Presidenta no brindaba un discurso desde el 10 de diciembre, en el festejo por los 30 años de democracia. La última cadena nacional había sido el 26 de agosto, más de un mes antes que el Gobierno comunicara los problemas de salud que la aquejaban y derivarían en una exitosa operación y más de un mes de licencia.

"Estoy totalmente despojada de toda ambición. Ustedes lo saben muy bien”, afirmó, aunque volvió a interrogarse sobre el tratamiento mediático que recibiría con su regreso a los actos oficiales. “¿Qué caricatura recibiré mañana? La peor caricatura han sido todos ellos, que le han hecho tanto daño a la Argentina”, acusó.


Redacción de Perfil.com