POLITICA RODEADA DE CARTELES CONTRA CLARÍN


Cristina repitió sus ataques a la prensa y aseguró que "tarde o temprano las máscaras se caen"

En Malvinas Argentinas, en la inauguración de un hospital, volvió a cargar contra los medios: "intereses económicos corruptos quieren torcerle el brazo a los gobiernos populares".


Foto:Dyn
La presidenta Cristina Fernández de Kirchner denunció hoy la existencia de "intereses económicos corruptos que quieren torcerle el brazo a los gobiernos populares" y volvió a reclamar "por una justa distribución de la riqueza". "Vamos a ejercer la representación popular que el pueblo nos ha conferido a pesar que esos sectores que siguen diciendo que todo está mal, que nos quieren hacer bajar los brazos, pero no se le puede mentir todo el tiempo al pueblo", señaló la Presidenta, asegurando que "más tarde o más temprano las máscaras se caen". Mientras Cristina insistía en las campañas en su contra, decenas de carteles contra las empresas del Grupo Clarín podían verse entre el público. Advirtió entonces que "detrás de estos mensajes se esconden intereses económicos corruptos" que quieren "torcerle el brazo a los gobiernos populares". La presidenta habló así durante el acto inaugural del hospital de Trauma y Emergencias Doctor Federico Abete en la localidad de Pablo Nogués, del partido bonaerense de Malvinas Argentinas, junto al gobernador Daniel Scioli, y los ministros de Interior, Florencio Randazzo, y de Planificación Federal, Julio De Vido. Cristina Fernández se tomó de las palabras del intendente local, Jesús Cariglino, que había cuestionado severamente a los que definió como "empresarios del campo" para volver a reclamar conciencia social de esos sectores. "Todos tienen que entender que aún falta que muchos argentinos tengan trabajo, salud, educación y vivienda y a esos argentinos les debemos esfuerzo, trabajo y compromiso", remarcó la primer mandataria. Por esa razón, reclamó a "los que se beneficiaron con este modelo económico" que "les dio una rentabilidad que jamás soñaron" que "entiendan que es hora de la justa distribución de la riqueza". En una parte de su mensaje, la presidenta marcó la diferencia entre "esos argentinos que se levantan todos los días a las cuatro o cinco de la mañana y se trepan a los trenes para ir a trabajar sin quejarse" y aquellos que "no entienden que la construcción democrática exige respeto por la distribución del ingreso". Fuente: DYN

Redacción de Perfil.com