POLITICA DE LOS TRAGAMONEDAS AL “STREAMING”


Cristóbal ahora busca quedarse con el fútbol online

El zar del juego negocia con la AFA para crear su propio “Netflix deportivo” a nivel global. Tinelli también estuvo interesado.

El Zar. Tendría la venia del Gobierno. Es un proyecto pos-2015.
El Zar. Tendría la venia del Gobierno. Es un proyecto pos-2015.
Foto:CEDOC.

Después de haber construido el mayor imperio de casinos del país, ahora Cristóbal López –el zar del juego– busca desembarcar fuerte y quedarse con el futuro del fútbol argentino: quiere tener los derechos para las transmisiones por internet de los partidos de las distintas ligas locales.

En los últimos meses comenzó a tejer diversas negociaciones con la Asociación del Fútbol Argentino en las que ofreció desarrollar ese sistema. Además de los posibles avances para crear la mayor plataforma de apuestas deportivas, discute con la cúpula del organismo cómo crear una plataforma sobre internet para que desde cualquier lugar del mundo se puedan ver los mejores contenidos de fútbol argentino.

La idea del empresario K es crear una plataforma muy parecida a Netflix, pero con contenidos deportivos, que incluya un sistema de pago por suscripción mensual donde se ofrezca no sólo lo mejor de los partidos, sino videos, repeticiones de goles y también contenido premium que no se vea por la tele. El negocio funcionará con un abono de entre US$ 3 y US$ 4 mensuales.

Los planes iniciales de Cristóbal eran otros. Después de comprarle Ideas del Sur a Marcelo Tinelli, y de que el conductor fuera “elegido” para producir artísticamente los contenidos de Fútbol Para Todos, dentro del Grupo Indalo ya pensaban en producir contenidos para el Estado.  Cristóbal imaginaba un nuevo Fútbol de Primera por su señal C5N, por ejemplo.

Pero caídas las negociaciones de Tinelli por las desinteligencias con La Cámpora y por un pedido concreto de la cúpula del Gobierno, ahora López busca retomar su viejo plan de comercializar derechos del fútbol por internet, un terreno totalmente inexplorado hasta ahora, pero que promete, según los cálculos de los asesores comerciales, una alta rentabilidad en los próximos años.

Sus intenciones, casualmente, coinciden con que este año vencen los contratos entre la Asociación del Fútbol Argentino y Torneos por los derechos de explotación de las transmisiones de fútbol a nivel internacional. Un negocio que, para sorpresa de muchos actores de la industria, volvería a quedar por cuatro años más en manos de Torneos, según confirman dentro de la compañía.

Pero Indalo no puso el foco en el presente, sino en un negocio que podría brillar dentro de la próxima década. Un servicio similar al que ofrece la NBA o el National Football League, que transmite contenidos y partidos en vivo desde internet, accesibles no sólo desde una computadora, sino desde todo tipo de dispositivos: celulares, tabletas y Smart TV’s. La forma en que las nuevas generaciones consumirán contenidos durante la próxima década.

No existen antecedentes de un tipo de plataforma así en la Argentina, pero hay una empresa que ya pensó en ese negocio. Santa Mónica cuenta con una serie de derechos comerciales sobre el fútbol que todavía no explota. La AFA le cedió, por ejemplo, la posibilidad de montar una página web y cobrar por suscripción para ver lo mejor del fútbol, además de transmisiones en vivo de partidos. Pero todavía el servicio no está online.

Dentro del Grupo Indalo aseguran que ya hicieron una oferta de compra por una parte de la compañía y aspiran a que la Asociación del Fútbol los “ayude” en su intención de puedan tener una cuota de ese mercado.

Los servicios de streaming (transmisión de video por internet) no dejan de crecen en el mundo. Netflix es un caso testigo: si bien  se especializa en películas y series y no en eventos deportivos, sus tasas de crecimiento a nivel mundial son apetitosas. Según su último reporte sumó 2,25 millones nuevos usuarios en los EE.UU., sólo en el primer trimestre de 2014. A nivel internacional ganó 1,75 millones en el mismo período. Ahora tiene casi 50 millones de suscriptores: 35,7 millones en los Estados Unidos y fuera de ese país.

El plan de desarrollar un “Netflix deportivo” por parte de Cristóbal se relaciona con otro de los negocios que su gente estaría negociando con la AFA.

El empresario K, experto en los negocios de tragamonedas en todo el país, también quiere crear un sistema a nivel nacional para apuestas deportivas por internet.

Lo que se discute hoy dentro del Gobierno y, sobre todo, de Lotería Nacional, es cómo unificar las distintas dependencias que controlan el juego a nivel provincial para coordinar un sistema de apuestas a nivel país. Las licencias de juego, en la Argentina, son otorgadas por cada provincia.

El Grupo Indalo está analizando en qué provincias podría comprar licencias para montar un sistema de Prode online y, con la ayuda de nueva legislación –y la venia del gobierno nacional– controlar en todo el país el sistema de las apuestas de fútbol por internet.

 

Las negociaciones secretas de Marcelo

No fue público y con cruces por Twitter como ocurrió cuando Marcelo Tinelli y el Gobierno se pelearon por las transmisiones de Fútbol Para Todos. No hubo ironías destinadas a lograr la complicidad de la audiencia ni imitaciones. En aquellos tiempos, Tinelli y el kirchnerismo, sobre todo a través de la jefatura de Gabinete a cargo de Juan Manuel Abal Medina y la secretaría de Medios  ,negociaban lejos de las cámaras, en secreto. Ocurrió hace dos años, cuando el conductor de ShowMatch avisó a sus interlocutores en el Gobierno que le interesaba el negocio de las transmisiones futbolísticas en el extranjero. Le dieron el visto bueno. Pero tenía que esperar porque los derechos se vencían en 2014.

Tinelli esperó. Y luego ocurrió la historia por todos conocida: el recién nombrado jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, lo llamó públicamente para ofrecerle transmitir no sólo los partidos en el exterior sino también quedar a cargo de las emisiones para el público argentino. La Cámpora objetó el acuerdo. Todo se cayó. Y Tinelli se vengó del kirchnerismo en la pantalla de Canal 13, a través de su programa ShowMatch, por el negocio millonario que se había perdido por culpa de las objeciones de los jóvenes de La Cámpora.

El negocio terminó por quedar en la mira de Cristóbal López, el empresario que ahora es el empleador de Marcelo Tinelli.



Redacción de Perfil.com