POLITICA INDALO, CERCADO POR LA JUSTICIA Y LAS DEUDAS

Cristóbal está furioso con su socio y tiene miedo de terminar en la cárcel

López siente que puede caer preso por alguna de las causas que lo tienen acorralado. Y también teme por el futuro de sus dos hijos. La bronca desatada contra Fabián de Sousa.

Mal momento. López fue la semana pasada al velatorio de Das Neves. Sus hijos, Cristóbal y Emiliano, están en la mira.
Mal momento. López fue la semana pasada al velatorio de Das Neves. Sus hijos, Cristóbal y Emiliano, están en la mira. Foto:Cedoc Perfil

Cristóbal López se siente acorralado. Ahora sí siente que la cárcel es una posibilidad latente. El hombre que se convirtió en uno de los empresarios más poderosos durante el kirchnerismo tiene miedo de terminar como muchos con los que hizo negocios en los últimos años. La mala noticia le puede llegar desde varias de las instancias en las que tramitan las causas, como la Corte Suprema, la Cámara Federal y tribunales ordinarios.

A López nunca le gustó la exposición. Desde un principio renegó del grupo de medios que Cristina Kirchner le encomendó comprar a Daniel Hadad. Al viejo edificio de C5N, la nave insignia de sus medios, sólo entró una vez. Nunca se metió en la línea editorial, que manejaba su socio, Fabián de Sousa. Sus llamados se limitaban a pedir algún favor para un amigo, para su novia –Ingrid Grudke–, o algo relacionado con su querido San Lorenzo. El prefería quedarse en el quincho de Argentina Corre, enfrente de los estudios de la calle Fitz Roy.

Jaqueado por las causas judiciales, en marzo pasado Cristóbal dijo “basta”. Dejó de financiar a sus medios (en especial al canal) con dinero fresco que le entraba del juego y que canalizaba a través de Casino Club, empresa que no pertenece a Indalo. En una reunión de directorio fue categórico: “No pago más esto”. Esa frase tomó cuerpo esta semana: hubo medidas de fuerza en los medios, en muchos de los cuales todavía no terminaron de pagar los sueldos.

El grupo inversor OP Investments, que hace un par de semanas anunció que adquirió el 100% del paquete accionario del holding y que estaba trabajando en una reingeniería financiera para saldar deudas, ya avisó que no pondrá un peso hasta que la Justicia les apruebe la operación.

Aunque López hablaba de C5N como “este medio de mierda que me hizo visible”, lo cierto es que el golpe de gracia judicial le puede llegar por Oil Combustibles, uno de los gigantes de su holding junto a Alcalis de la Patagonia y la constructora CPC.

Y teme por el futuro de sus dos hijos.
Cristóbal siempre evitó exponerlos, más allá de que los dos fueron solventados por el holding familiar para sus carreras en el automovilismo y de que ambos figuran en el directorio de varias empresas. Por caso, el fiscal federal Gerardo Pollicita pidió por primera vez indagatorias a Cristóbal Nazareno y a Emiliano López.

Halcones y palomas. Una semana antes del anuncio de OP Investments, a Fabián de Sousa se lo dejó de ver por las oficinas de Indalo. El ex hombre fuerte de los medios de Cristóbal López se recluyó en su casa. Cuentan en su entorno que, al igual que López, él también vive angustiado por el frente judicial que se le viene encima. Y también dejó de lado algunas de sus excentricidades, como los viajes en helicóptero. Junto a su pareja, la modelo Julieta Camaño, decidió que se mudarán juntos al mismo departamento y ya no vivirán en dos pisos diferentes de un lujoso edificio de Puerto Madero.

La situación actual de Indalo sacó a la luz viejos recelos entre “halcones” y “palomas”. Los primeros, representados por los hombres leales a Cristóbal desde hace décadas. Muchos de ellos nunca soportaron la forma de gestionar de De Sousa, quien en los años de oro de la empresa tenía línea directa con Cristina Kirchner y solía visitarla en la Quinta de Olivos para recibir instrucciones. Los “halcones” también le cuestionaban cómo de Sousa pagaba su alto nivel de vida a través de una de las empresas del grupo. Paqariy SA, de la que De Sousa es el presidente, servía muchas veces para cubrir el rojo de C5N. Y no sólo eso; en el entorno de Cristóbal se quejaban porque su socio utilizaba esa empresa para financiar varios de sus caprichos personales, como la mansión que edificó en Zárate, los departamentos en Puerto Madero y hasta los pilotos y el helicóptero que utilizaba para trasladarse.

Nuevo frente. Marcelo Tinelli pasó de su descargo en Twitter a una fuerte embestida judicial. El ex socio de López y De Sousa los denunció esta semana en la Justicia penal para frenar la venta del grupo ya que, asegura, se sintió estafado. Les reclama el pago del 19% de las acciones que tenían en su poder de Ideas del Sur y los sueldos de este año. Para asegurar la continuidad de ShowMatch, firmó la rescisión de todos los contratos con Indalo. El resto se dirimirá en la Justicia.