POLITICA


Cruces políticos por el fallo de la Corte contra el derecho a huelga

Para Hugo Yasky "hace más vulnerables a los trabajadores". Según Micheli "es un ataque". La defensa de Pablo Tonelli.


Foto:Cedoc

El fallo de la Corte Suprema sobre quienes tienen derecho a llamar a huelgas produjo un cimbronazo político. El jefe de la CTA de los Argentinos, Hugo Yasky, advirtió que la decisión permite solo a las asociaciones gremiales formales el derecho a promover huelgas "hace más vulnerables a los trabajadores", beneficia a las "patronales" y "está alentando el despido con causa" de los empleados.

"El problema es que la Corte desampara la libertad que tienen los trabajadores", alertó el dirigente y aseguró que la prohibición de que grupos informales puedan organizar medidas de fuerza en una determinada empresa, "desnivela la situación a favor de las patronales".

Al cuestionar duramente el fallo del alto tribunal, dictado en el caso de un trabajador despedido del Correo Argentino, Yasky anticipó: "Desde el punto de vista legal, esta es la última palabra; desde el punto de vista de la realidad, va a seguir habiendo una situación en la que los trabajadores convoquen a una huelga sin el aval del sindicato".

"Ahora van a estar más vulnerables que antes los trabajadores", dijo el jefe gremial, en declaraciones a radio El Mundo. El sindicalista consideró, además, que la resolución de la Corte "está habilitando el despido con causa, alegando que el trabajador desarrolló una medida de fuerza que no contó con el aval del sindicato".

En tal sentido, Yasky razonó que "se da muchas veces que no siempre un colectivo de trabajadores en una empresa, por ejemplo, tiene el aval del sindicato para una medida de fuerza". Yasky recordó que si la Justicia hubiera avanzado en un fallo de estas características años atrás, "no existirían la CTA o el sindicato de subterráneo" por fuera de las estructuras obreras formales.

"Y la organización sindical nació siempre de la lucha. Primero fue la lucha y luego la organización sindical", enfatizó.

En el mismo sentido se manifestó Pablo Micheli de la CTA Autónoma. A través de su cuenta de twitter, el dirigente sindical subrayó que en "un momento tan difícil para los trabajadores de la Argentina y el mundo" el alto tribunal produjo "un golpe de gracia y atacó de manera grave el derecho constitucional de huelga".

"Es una nueva medida en contra de los trabajadores, que serán condicionados por los sindicatos para declarar una huelga y no por las bases y las asambleas", puntualizó el dirigente estatal. Micheli también expresó que con esos dictámenes "se retrocede años en las luchas y derechos de la clase trabajadora" y "se embiste directamente contra la libertad y la democracia sindical".

Defensa. El diputado Pablo Tonelli (PRO) consideró "bastante razonable" el fallo. "Es bastante razonable que, si los sindicatos son los que ejercen la representación de los trabajadores a todos los efectos, sean los sindicatos quienes deben decidir una huelga", expresó el legislador.

En diálogo con radio Nacional, Tonelli añadió que "hay jurisprudencia muy añeja en el país en el sentido de que las huelgas, para ser legítimas, tienen que ser decididas orgánicamente, no pueden ser decididas por uno o dos trabajadores". 

Según el fallo de ayer de la Corte Suprema, el segundo párrafo del artículo 14 bis de la Constitución Nacional reconoce "como titulares del derecho de declarar una huelga" a "aquellas entidades profesionales que surgen como fruto del despliegue del derecho a la organización sindical libre y democrática", es decir, "a las asociaciones sindicales".

El máximo tribunal del país argumentó que "la huelga es un medio de presión que obstaculiza el normal desarrollo de las actividades de producción de bienes o de prestación de servicios" y, por ende, "las medidas de acción directa no sólo perjudican al empleador, también afectan a los consumidores".



Redacción de Perfil.com