POLITICA


Funcionaria de Justicia cuestionada: malos tratos y vínculos con Aníbal F.

La Alameda asegura que Zaida Gatti, encargada de asistir a víctimas de trata, es la "mano derecha" del exjefe de Gabinete.


Foto:Cedoc

Desde la fundación La Alameda cuestionaron que Zaida Gatti, funcionaria encargada de asistir a las víctimas de trata, se mantenga en su cargo pese a haber pertenecido a la "gestión de Aníbal Fernández". También remarcaron una denuncia en su contra en 2010 por "amenzar a una exesclava sexual".

La ONG que lucha contra la trata de personas, el trabajo esclavo y la explotación infantil, encabezada por Gustavo Vera, considera que la continuidad de la titular del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las Personas Damnificadas por el Delito de Trata es "contradictoria" a los planteos del Gobierno.

Según señaló a Perfil.com Lucas Schaerer –director de la Comisión de Trata de la Legislatura porteña– llama la atención que "desde el Gobieno vinculen a Aníbal Fernández con la trata y el narcotráfico pero dejan en el poder a la mujer que se encargó de la asistencia en la trata, su mano derecha".  

Gatti, quien también habló con este medio, aclaró que no tiene vínculo con el ex jefe de Gabinete kirchnerista. "No soy mano derecha de él, y no trabajé de forma directa", manifestó y explicó que Fernández "fue ministro del interior cuando ingresé a trabajar en el programa Las víctimas contra las violencias, donde solamente trabajabamos en la violencia familiar y sexual. Ese programa después fue trasladado al ministerio de Justicia y Seguridad, y él era nuestro jefe porque era ministro".

"No tenía otro vínculo con él y no lo tuve contacto hasta hace dos años cuando, siendo ya jefe de Gabinete, convocó a una reunión en Casa Rosada porque formó parte del comité ejecutivo de la lucha contra la trata que depende de esa jefatura", consideró.

A su vez, la titular respondió los motivos de su continuidad en el cargo: "La gestión nuestra ha sido constante y cada vez nos amplían más las solicitudes", señaló la funcionaria quien cree que su continuidad "es un reconocimiento al trabajo que se ha hecho y una decisión de mantener una política de Estado".

Sin embargo, Schaerer también pone en duda los resultados del programa y cuestiona a la funcionaria. "Si es tan buena su gestión, ¿por qué no hay condenas por trata sexual en la Capital Federal? No existen", remarcó y consideró que "los únicos dos casos de sentencia que hay fueron impulsados por denuncias de La Alameda". Gatti, en cambio, remarca que estos últimos años "no es que haya crecido la trata de personas, sino que crecieron las denuncias y eso ha visualizado el delito".

Denuncia. El integrante de La Alameda también hizo mención a una denuncia presentada por la diputada Fernanda Gil Lozano en 2010 “por amenazar a una exesclava sexual”. Según se presentó ante la Justicia, la licenciada apeló "a toda clase de sugerencias, intromisiones y presiones sobre su persona e intentó intimidarla para que modificara su declaración original".

Gatti remarcó que dicha denuncia fue desestimada por la Justicia por "inexistencia de delito", a punto tal que "ni siquiera fui llamada al juzgado".

"Yo tomé la entrevista a esa víctima a pedido del juzgado, presenté el informe en su momento, la gente de La Alameda estaba acompañandola y, en un momento, empezaron a gritar y llegaron a agredirme físicamente dentro del juzgado", recordó la funcionaria y sostuvo que "por ese episodio, el juez decidió tomarle una declaración posterior a mi entrevista a la joven y eso fue lo que dejó en claro que no hubo ninguna situación atípica en mi trabajo".

Desde La Alameda sostienen que Gatti buscaba influir en las jóvenes para cambiar las declaraciones para que no sean casos de trata, sino de prostitución. En el caso puntual por el que la funcionaria fue denunciada, explicaron que ella y una exesclava en prostíbulos de Liniers se cruzaron en el ascensor previo a una rueda de reconocimiento para identificar a quienes la sometieron, pero que luego fue "amenazada". A los tres días, la denunció ante escribano público.

Remarcan, además, que "fue sobreseída por (el ex juez Norberto Oyarbide)" a quien consideraron "un tipo que estuvo dentro de un prostíbulo y fue filmado".

"A su vez, por ese operativo de cinco prostíbulos en Liniers por los que Gatti nos aprieta, estuvimos seis meses censurados en Canal 7 por orden de Aníbal Fernández y quien manejó el operativo por orden del Poder Judicial fue el entonces titular de la División Delitos Complejos de la Policía Federal, Néstor Roncaglia –actual jefe de la PFA de Macri–", concluyeron.

* De la redacción de Perfil.com | Twitter: @hernangsoto



Hernán Soto (*)