POLITICA

Daniel Scioli y Florencio Randazzo calientan la interna presidencial del Frente Para la Victoria

El ministro del Interior criticó a su rival y lo comparó con Macri y Massa. El bonaerense prefiere no responder.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

Con un Frente Amplio UNEN desunido, y con Mauricio Macri y Sergio Massa como precandidatos ya consolidados en sus respectivos partidos, todo indica que la interna más atractiva en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias de 2015 será la del kirchnerismo. Y a ocho meses de esos comicios, se desató la guerra abierta entre sus principales postulantes: Daniel Scioli y Florencio Randazzo.

El ministro del Interior y Transporte salió al cruce del gobernador bonaerense esta semana. Primero en forma indirecta: su jefe de Gabinete, Aníbal Pittelli, cuestionó ayer la "alarmante falta de gestión en la provincia de Buenos Aires en materia de atención al público". Así trató de responsabilizar a Scioli por las demoras de hasta 12 horas en los turnos para sacar el "Nuevo DNI", uno de los pilares de la gestión Randazzo. Como si no fuera suficiente, el propio Florencio se encargó de tirar contra Daniel, al decir que es el candidato del "poder mediático". "El poder económico y mediático tiene candidato. Un sale o sale. O es Macri o es Massa o intentan ganar las primarias dentro del FPV. Parece que los medios de comunicación quieren que las primarias del FPV las gane Scioli", lanzó. Fue en Mendoza, en el encuentro del Instituto de Estudios y Formación Política del Partido Justicialista (Gestar).

El bonaerense no acusó recibo. "No es su estilo responder a estas cosas", dijo un vocero del gobernador ante la consulta de Perfil.com. Pero eso no quiere decir que se quede quieto: ayer viajó a San Luis para inaugurar un local de "La Ola Naranja" en la provincia. Y hoy estuvo en Mar del Plata, en el Coloquio de IDEA, donde calificó a las críticas de algunos empresarios como "ingratas e injustas".

Hay que rescatar las frases del motonauta tras el encuentro: "Algunas expresiones que he escuchado de empresarios en el coloquio de IDEA me parecieron ingratas e injustas. Los sectores económicos que tienen verdaderos intereses en el país tienen que contribuir y poner el hombro en estos momentos y no sembrar incertidumbre, sembrar zozobra. No se puede desconocer que a lo largo de estos años han crecido todos los sectores productivos. Esto no significa desconocer las dificultades coyunturales que puede haber, pero que se van a superar".

¿Suena a kirchnerismo? No es casual. En las últimas semanas, Scioli fue alineando aún más el discurso con el de la Casa Rosada, aunque manteniendo su estilo conciliador. Hay dos razones: Incluso antes del "FreyreGate", los candidatos de todos los espacios, incluso ultraopositores como Macri, salieron a respaldar algunas medidas de los once años kirchnerismo. En particular las que "miden bien" en las encuestas: Asignación Universal por Hijo, estatización de YPF, ANSES, Fútbol Para Todos. El bonaerense, que acaba de formalizar como vocero "ad honorem" a Jorge Telerman, quiere ubicarse en esa línea de "mantener lo bueno" y "corregir algunas cosas", discurso que en su momento también usó Sergio Massa.

El otro motivo es que Scioli aspira a ser el candidato del Frente Para la Victoria. Lejos de las especulaciones de principios de 2013, cuando se rumoreaba que rompería con la Casa Rosada para acompañar a Massa, quiere competir en la interna y ganarla. Su único rival serio en las PASO es Randazzo: según las encuestas, le ganaría por una leve diferencia. Pero en el escenario nacional, el gobernador crece y el ministro se desdibuja: Florencio apenas registra intención de voto en las generales, mientras que Daniel se ubica unos puntos por debajo de Massa y otros tantos por arriba de Macri.

Esa diferencia explica las avanzadas del ministro del Interior. Scioli, además, sigue recogiendo apoyos -silenciosos y no tanto- dentro del oficialismo. Ya tiene el aval del ministro de Economía Axel Kicillof, uno de los pocos funcionarios que tienen línea directa con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. También conversa con Eduardo "Wado" de Pedro, líder de La Cámpora, y se acerca al resto de los gobernadores. Uno de los mandatarios provinciales que todavía no lo apoya es Sergio Urribarri, que también anunció sus intenciones de competir en las PASO, “con Scioli o con quien sea". Es probable que el entrerriano termine como candidato a vice, ungido por CFK, del eventual ganador de la interna.

Randazzo también alineó su discurso al de Cristina, pero eso por ahora no le alcanzó para conseguir el respaldo de la Casa Rosada. Tampoco para mejorar su imagen a nivel nacional, golpeada por la investigación del diario PERFIL sobre Eduardo Wassi, alias “Randazzito”, un empresario que pasó de manejar un presupuesto ínfimo a facturar millones en contratos con el Ministerio del Interior. Una solución conciliatoria sería que compita por la gobernación de Buenos Aires en 2015: el funcionario mide bien en la provincia y el kirchnerismo necesita un candidato para enfrentar a Martín Insaurralde, Darío Giustozzi o quien termine siendo el representante del Frente Renovador. Pero Florencio lo rechaza: "Yo no voy a ser candidato a gobernador", dijo ayer en Mendoza. Habrá que ver cuánto tarda en revisar su postura. Mientras tanto, la interna oficialista seguirá al rojo vivo.

(*) De la redacción de Perfil.com. Twitter: @elfaco.



Facundo Falduto (*)