POLITICA JUSTICIA


De Vido responsabilizó a José López en "Sueños Compartidos"

El exministro de Planificación apuntó contra su subordinado, preso en Ezeiza. Los detalles.

Julio De Vido, ex ministro de Planificación.
Julio De Vido, ex ministro de Planificación.
Foto:Cedoc
El ex ministro de Planificación Julio De Vido responsabilizó a sus ex subordinados y a funcionarios provinciales y municipales por los contratos del plan de viviendas sociales "Sueños compartidos" y reclamó que esta causa no sea usada “para manchar sin justificación" a la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini

"En estas contrataciones no participé en forma personal ni funcionalmente", sostuvo el ex ministro en el escrito de descargo que presentó en la audiencia de declaración indagatoria ante el juez federal Marcelo Martínez De Giorgi, donde se negó a responder preguntas, y aseguró que “la actuación del Ministerio fue canalizada directamente por la Secretaría de Obras Públicas y la Subsecretaría de Vivienda". En aquellos años al frente de la Secretaría de Obras Públicas estaban José López, detenido en junio pasado cuando intentaba ocultar bolsos con casi 9 millones de dólares en un monasterio de General Rodríguez y Abel Fatala era su segundo, mientras que el titular de la Subsecretaría de Vivienda era Luis Bontempo, fallecido en 2012. De Vido hizo hincapié, en el escrito de descargo de 15 páginas que entregó junto a su abogado defensor Adrián Maloneay, en que “las autoridades locales” de cada provincia y municipio en que se realizaban las obras “eran las responsables del régimen de contratación y del control de la ejecución de las obras” así como del “cuidado de esos fondos y su utilización para los fines solicitados”.

Además, el ex ministro defendió a la titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, -imputada en la causa pero que se resiste a ser indagada- al expresar su deseo de que la investigación no sirva “para manchar sin justificación el nombre de Bonafini, las Madres, ni todos los esfuerzos realizados desde mi ministerio para brindar solución al problema de la vivienda”. Por el contrario, De Vido sostuvo que en su opinión “todas las cuestiones que al juez le parezcan sospechosas” por eventuales “desvíos o de una administración sospechada de fraude” habrían sido realizadas por “los apoderados Schoklender”, en referencia a los hermanos Sergio y Pablo, que estaban al frente del plan “Sueños Compartidos”. Al salir de los tribunales federales de Comodoro Py, De Vido, que ya acumula tres procesamientos en ese fuero, declaró a los periodistas que contra él y otros kirchneristas “hay una persecución política llevada adelante por el Poder Ejecutivo Nacional”. 

En esta causa De Vido está imputado junto a otras 43 personas por el supuesto desvío de los fondos que el Estado aportó al plan de viviendas, que según el juez ascendió a 748.719.414,64 de pesos abonados a la Fundación Madres de Plaza de Mayo. Para el miércoles próximo se espera la indagatoria del ex gobernador y ahora senador nacional por Santiago del Estero Gerardo Zamora.

En el expediente ya declararon los hermanos Sergio y Pablo Schoklender, principales responsables -según Bonafini- de los desmanejos de la fundación que, con el plan Sueños Compartidos, debía construir viviendas para familias de bajos recursos. Bonafini debe dar explicaciones por haber firmado un convenio con el Ministerio de Trabajo para que la cartera asistiera con 600 pesos a obreros que pertenecían a la fundación. Los obreros no habrían cobrado esa ayuda económica, que sumo 58.834.800 pesos, pese a que el dinero fue entregado a Madres, de acuerdo con la investigación judicial.