POLITICA SE TRATA LA SEMANA QUE VIENE


Debaten ampliar casi 30% el número de bancas en Diputados

.

La semana que viene se pondrá en debate en un plenario de comisiones la ampliación de la cantidad de diputados que tiene el Congreso, con el objetivo de ajustarla al último censo que se hizo en 2010. La Constitución Nacional establece que debe actualizarse con cada censo la representatividad de las provincias en la Cámara baja.

La inclusión de esta iniciativa en el debate no es un pedido del Gobierno: hay tres proyectos, uno del Frente de Izquierda, uno de la UCR, y uno del GEN de Margarita Stolbizer. La idea es que se unifiquen los tres y se saque dictamen, junto al proyecto que promueve la paridad de género y al de reforma política.

El Gobierno aceptó la discusión dado que es algo que plantea la Constitución, pero además porque necesita los votos para la incorporación de la boleta única electrónica para las elecciones del año que viene. Si se aplica la norma, la Cámara de Diputados pasará de 257 miembros a 328. Los cálculos que se hacen indican que la provincia de Buenos Aires sería la que más diputados incorporaría, con treinta bancas. Pero hay una diferencia en la estimación sobre cuántas bancas le corresponden a Santiago del Estero, que en la actualidad tiene siete. Según el número que circula en el Congreso le corresponderían nueve bancas, mientras que para la consultora Equipo de Gestión Económico y Social (EGES) la cantidad para esa provincia sería de ocho escaños.

El director ejecutivo de EGES, Federico Giargia, le dijo a PERFIL que el proyecto prevé que ninguna provincia pueda bajar su representatividad, pese a que hay provincias sobrerrepresentadas. “Tierra del Fuego tiene cinco diputados, y si fuera por lo que estrictamente dice la Constitución debería tener uno”, explicó. “Hay provincias sobrerrepresentadas y provincias que están subrepresentadas”, precisó Giargia.

En cuanto a la reforma política, el Gobierno ya envió un borrador a los bloques sobre el cual trabajarán la semana que viene. Establece la gradualidad de la aplicación de la boleta única electrónica y la posibilidad de que el vicepresidente sea votado –en el proyecto original decía que el vice sería elegido por el candidato a presidente después de la votación–. Si es necesario cederán también en la posibilidad de que se pueda votar en la interna de varios partidos al mismo tiempo. El proyecto original impide votar a un candidato de un partido y a un candidato de otra categoría de otro partido. Si el Gobierno cede, esto se podrá hacer.

La boleta electrónica se aplicaría en 2017 en 12 de los 24 distritos, con el objetivo de extenderla a todo el país en 2019. La gradualidad fue un pedido de todos los partidos de la oposición, que argumentaron que hay distritos que no están preparados tecnológicamente. El Gobierno definirá en cuáles la aplicará.