POLITICA LA DEFENSA EVALÚA PEDIR OTRA FECHA

Debe declarar el miércoles por el auto “trucho”

PERFIL COMPLETO

Foto:Pedro Fernández

Será otra semana de tensión  judicial para Amado Boudou. El vicepresidente debe presentarse el miércoles a declaración indagatoria frente al juez federal Claudio Bonadio.

La defensa –encabezada en este expediente por el abogado Jacobo Grossman, del estudio del ministro de la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni–  evalúa pedir una prórroga para evitar que el vice deba acudir a la Justicia durante la semana en la que quedará a cargo del Poder Ejecutivo. La Presidenta debe viajar a la cumbre del Brics en Fortaleza el martes.

El funcionario debe rendir cuentas por la posesión de un auto con documentos presuntamente falsos. Se trata de un  Honda Civic modelo 92 que el marplatense compró usado aparentemente en 1993.

El magistrado ya le concedió el beneficio de aplazar su indagatoria hace unas semanas, y había cancelado varias veces la presencia de Boudou en los últimos tres años, cuando a pedido del funcionario aplazó reiteradamente la indagatoria. Claro que el momento político y la relación Gobierno-Justicia eran otros.

Si bien el auto está en manos del vice desde los 90, fue inscripto recién en 2003 a su nombre. El dueño anterior lo había anotado en el registro bonaerense, pero Boudou quería registrarlo en Capital Federal. Para eso, en el formulario 04 por el que se pide el cambio de radicación, el funcionario dio un domicilio en la calle Berón de Astrada al 2708 a metros del Riachuelo. La dirección no existe.

En otro formulario, se detectó que la firma de Boudou es falsa. También lo son la verificación policial requerida en el trámite y el sello del Registro Automotor.

Este auto le trajo varios dolores de cabeza a Boudou. Es uno de los bienes en litigio con su ex esposa, Daniela Andriuolo; le ocasionó una denuncia por falsificar datos en su declaración jurada luego de una nota de PERFIL –que afortunadamente para él fue cerrada en tiempo exprés–; y le valió la causa que instruye Bonadio.

El Honda ingresó al país en agosto de 1992. Pero para evitar darle la mitad de su valor –$ 17 mil– a su ex esposa, Boudou declaró ante la Oficina Anticorrupción que lo había adquirido el 1º de julio, cuando todavía era soltero. El importador del auto pidió su nacionalización el 30 de octubre de 1992, y entre noviembre y diciembre de ese año lo vendió a un hombre de la localidad de Moreno. El comprador luego lo vendió a Boudou, quien se estima que recibió el auto al menos en septiembre de 1993.



Emilia Delfino