POLITICA ENTREVISTA A FLORENCIO RANDAZZO

“Debemos generar una alternativa de cara a 2019, más allá de las personas”

El ex ministro juega a diferenciarse de todos. Critica a Cristina por hablar en nombre del peronismo, a Macri por sus políticas y a Massa por su “oportunismo” y “soberbia”.

Lanzamiento. El viernes arrancó formalmente la campaña con un acto en Bolivar, junto a Casamiquela y Bucca. Ayer, fue a Saladillo.
Lanzamiento. El viernes arrancó formalmente la campaña con un acto en Bolivar, junto a Casamiquela y Bucca. Ayer, fue a Saladillo. Foto:prensa cumplir

La gripe no le impidió ayer a Florencio Randazzo recorrer 150 kilómetros desde Bolívar, en donde lanzó la la campaña a senador por la provincia de Buenos Aires por el Frente Justicialista, hasta Saladillo, distrito en donde se mostró con los candidatos locales. En el camino, que se hizo más largo de lo habitual por la lluvia y el mal estado de la ruta 6, el postulante diálogo con PERFIL.

—En el lanzamiento usted ya habló de los comicios de 2019. ¿En estas elecciones se definen los liderazgos para la presidencial?

—Planteamos que este es un espacio que pretende transformarse ahora en una oposición seria, pero que no nos conformamos con ser opositores. Creemos que debemos generar una alternativa electoral de cara al 2019, más allá de las personas. Este espacio no es sólo coyuntural y para formar parte de nuestro espacio hay tres valores que hay que tener: no robar, no mentir y cumplir.

¿Puede haber unidad en el peronismo después de esta elección con los gobernadores como Juan Manuel Urtubey, Sergio Massa, usted?

—Una cosa son los gobernadores y otra cosa es lo que hicieron Massa o Cristina que dejaron el PJ. Acá, en la idea de que todos somos iguales, hay una estafa en términos de ruptura de contrato con la sociedad. Hubo estafa en las candidaturas testimoniales de 2009, lo digo yo que rechace el pedido de Kirchner de ser testimonial, cosa que no hizo Massa en ese entonces. Y ahora Cristina, hablar en nombre del peronismo cuando el peronismo tenía una instancia de elección de candidatos en estas PASO también me parece una estafa moral que no hayan participado, pero siguen queriendo hablar en nombre del peronismo.

—Hasta hace poco la mayoría de los intendentes peronistas no querían saber nada con Cristina Kirchner pero terminaron al lado de ella...

—Yo respeto a todos, pero seguro no están movidos por las convicciones que nosotros tenemos en la construcción de este espacio. Nosotros somos rebeldes, no queremos más jefes, no queremos soberbia y estamos en contra de este gobierno insensible. Lo hacemos desde un espacio de humildad, sabemos que vamos desde abajo hacia arriba. Nos cuesta mucho entender como Fernando Espinoza, presidente del Partido Justicialista de la Provincia va de candidato en una lista que va en contra del peronismo. Es una absoluta incoherencia.

—Se ve a los candidatos revoleando encuestas a pesar de que la mayoría de los votantes no decidió su voto. ¿Mira los sondeos, le preocupan?

—Nosotros no revoleamos encuestas porque no las encargamos y no hacemos política por las encuestas, hacemos política por las convicciones que tenemos.  No somos oportunistas ni venimos por los cargos, si no hubiésemos decidido ser candidatos con Cristina ahora o hubiese ido en 2015 en la lista como gobernador. Estamos acá para representar una sociedad que no quiere ni avalar a este gobierno que está equivocado en sus políticas, ni tampoco quiere acompañar la soberbia ni el oportunismo de Massa.

—Muchos funcionarios del kirchnerismo hoy pasean por los tribunales de Comodoro Py, antes de lanzarse se especulaba con que había “carpetazos” en su contra. ¿Teme que le pueda pasar alguna de las dos cosas?

—No tenemos nada de que temer. Al revés, en cada proceso de gestión hemos generado transparencia. En los documentos dimos de baja el contrato con Siemens, en pasaportes terminamos con lo que se llamaban “los coimeros” por los que tenían que pasar los ciudadanos para hacer los trámites. En eso somos fuertes, en los valores, en la coherencia y en la gestión.

—Estuvo dos años fuera de la política. ¿En algún momento pensó en no regresar?

—Fue menos tiempo y en el medio habíamos planteado las diferencias con Macri a los 60 días de su gestión, en donde señalábamos la pérdida de empleo y el aumento de tarifas. Fue una etapa de reflexión, pero de ninguna manera dejé de militar. De lo que uno se arrepiente es de lo que no se anima a hacer, y por eso me parecía que ahora debíamos animarnos a dar esta pelea.