POLITICA


Rafecas mandó a "blindar" Comodoro Py por la declaración de dos de las religiosas

En el marco de la causa que investiga al número dos de De Vido, María y Marcela fueron citadas en calidad de testigos. 


Foto:www.cienradios.com

Las religiosas que residen en el Monasterio de Orantes y Penitentes de General Rodríguez junto a la hermana Celia Inés Aparicio, María y Marcela, se presentan este viernes en Comodoro Py para prestar declaración en la causa en la que se investiga al ex secretario de Obras Públicas José López. El juez federal Daniel Rafecas ordenó “blindar” un piso del edificio de tribunales federales para tomarles su testimonio.

María y Marcela, que están citadas a declarar en calidad de testigos, se presentan ante el juez Daniel Rafecas un día después que lo hiciera el testigo que llamó al 911 para denunciar la presencia de un presunto intruso al monasterio, Jesús Ojeda.

Marcela fue la religiosa que informó que ella junto con la hermana Celia Inés fueron las que recibieron a López cuando llegó con los bolsos llenos de dólares y un arma semiautomática que dejó en el piso, junto a la entrada de la casa situada dentro del convento, tal y como mostraron las últimas imágenes filtradas en Telefe Noticias sobre esa noche. 

Rafecas “expresamente ordenó blindar el sector del piso 3 donde se encuentra la sede del magistrado, especialmente el sector frente a los ascensores y escaleras por las cuales se acceden a dicho sector” para tomar declaración testimonial a las religiosas.

El juez impartió “expresas directivas” al subcomisario Diego De la Fuente, encargado de la seguridad de los tribunales federales porteños, “en relación a la citación de las comúnmente conocidas ‘hermanas María y Marcela con el fin de recepcionarles declaración”. Además, dispuso una escolta para las monjas “desde el ingreso al predio hasta el ingreso a las instalaciones del juzgado procediendo de idéntica forma al salir del mismo”. 
 



Redacción de Perfil.com