POLITICA INTERNAS EN EL PERONISMO Y NEGOCIOS INMOBILIARIOS

Denuncian a Costantini y al intendente de Escobar por un emprendimiento

El municipio permitió que el desarrollador de Nordelta recomprara más de 60 hectáreas públicas a un precio inferior al de mercado. Allí se construye un nuevo barrio privado.

Puertos. Render que muestra cómo será el nuevo proyecto, que será incluso más grande que Nordelta, de la misma firma.
Puertos. Render que muestra cómo será el nuevo proyecto, que será incluso más grande que Nordelta, de la misma firma. Foto:Cedoc Perfil
La intendencia de Escobar, a cargo de Ariel Sujarchuk (del Frente para la Victoria) y el megaemprendimiento inmobiliario Puertos, una ciudad destinada a los sectores con mayores recursos y de mayor tamaño que Nordelta desarrollado por Consultatio SA, del magnate Eduardo Costantini, enfrentan una demanda judicial por la recompra de tierras.
La denuncia –realizada por Miguel Beláustegui, un asesor del dirigente Jorge “Acero” Cali, que fuera destituido de la presidencia del Concejo Deliberante de Escobar– sostiene que unos terrenos que debían cederse a la municipalidad fueron recomprados por la empresa de Costantini por precios muy inferiores a los de mercado.

La ley establece que en los casos de construcciones de barrios cerrados se debe ceder una porción de tierras al Estado. En el caso del proyecto Puertos, un megaemprendimiento cerrado de lujo, los terrenos a ceder a Escobar equivaldrían a 66 hectáreas. La intendencia y la empresa convinieron en este punto, pero permitieron que la firma de Costantini recomprara los lotes cedidos por un valor de diez dólares por metro cuadrado. Este es el centro de la demanda judicial, ya que los lotes del proyecto Puertos se venden a valores que oscilan entre los 150 y los 300 dólares por metro cuadrado. La demanda exige que se investigue si existe dolo por la operativa. Acusa por “abuso de autoridad, negociaciones incompatibles con la función pública e incumplimiento de los deberes de funcionario público” al intendente Sujarchuk; Gastón D’Aquino, secretario de Planificación de Escobar; Eduardo Costantini, presidente de Consultatio y su apoderado Javier Vázquez.

Diego Moresco, CEO de la urbanización, conversó con PERFIL y señaló que se trataba de una interpretación malintencionada. “En la interna entre el intendente y Cali quieren involucrarnos tirando petardos”. Moresco señaló que la recompra de tierras es una práctica común a la hora de construir barrios cerrados y justificó el valor de 10 dólares por metro cuadrado de los terrenos. “Se trata de lotes sin ningún tipo de trabajo, ni infraestructura, habilitación de gas, agua o electricidad. Además, en los terrenos que se debían ceder, estableceremos una reserva natural, es decir que no están destinados a la construcción de viviendas. La demanda no tiene sentido, todo es legal”.

Voceros del intendente Sujarchuk declararon a PERFIL que “se estimó el valor que corresponde al metro cuadrado de superficies de tierras libres de toda mejora y en su estado natural. Aún no hemos tomado conocimiento formal de la denuncia presentada por el asesor de Jorge “Acero” Cali, pero podemos concluir una total falta de conocimiento por parte de este funcionario sobre los actos administrativos de los que habla y la legislación que los rige. Es una denuncia con poco sustento legal”.

Beláustegui reafirmó su denuncia y señaló que se trataba de un negociado de la intendencia. “El convenio de cesión incluía a las perimetrales, que hubieran permitido el acceso público a las costas del río. Luego la recompra de esos terrenos hace que todo quede cerrado. Además, Consultatio no deposita el monto que correspondería a esos terrenos, sino que lo hace mejorando la plaza de Escobar. Es un escándalo”.
—Usted es asesor de “Acero” Cali. Esta denuncia, ¿no es una venganza por su destitución como presidente del Concejo de Escobar?
—De ningún modo. Lo cierto es que cuando Cali objetó esta operativa le armaron la cama para destituirlo. Hoy yo me estoy mudando de mi hogar por las amenazas que recibo a raíz de esta denuncia.

Diego Rojas