POLITICA HEBE EN REBELDÍA


Hebe arremetió contra De Giorgi: "No tiene huevos"

La dirigente acusó al juez de agarrársela con las Madres y criticó al Gobierno de Macri.

Bonafini arremetió contra el juez que la declaró en
Bonafini arremetió contra el juez que la declaró en
Foto:Dyn
La presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, arremetió con dureza contra el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi, quien ordenó su detención por no ir a declarar en la causa por el programa "Sueños Compartidos", al sostener que "no tiene huevos" y "se las agarra con las Madres, con las indefensas, y no con quien debería".

Además, cuestionó al gobierno de Mauricio Macri, al sostener que ella lucha para que "nadie más tenga que llorar un hijo desaparecido, torturado, violado, tirado vivo al río. No puede seguir pasando, este sistema, este Gobierno, tienen esas ganas, porque son de la misma clase".

"Al juez no lo respeto, porque él no nos respeta a nosotros, a un juez pago por el Estado y por otros, como Clarín, no lo puedo respetar, como mujer del pueblo, como madre de desaparecidos. Uno puede respetar a jueces que hacen sentir que van a implementar justicia, pero a estos tipos, tan débiles, que se someten a la guita que le dan cuando hace una de éstas, no", expresó la dirigente en declaraciones a Radio del Plata. 

Bonafini enfatizó: "Que revise las 40 cajas que le mandamos, que ni las miró, se la agarró conmigo, pero que se las agarre con (Sergio) Schoklender, con los que roban, pero no con las Madres. No tiene vergüenza el juez, es un desvergonzado, le tiraron de los huevos porque no hizo nada por esta causa desde hace mucho, ahora le dijeron 'movela' y ¿con quién la mueve? Con las indefensas, porque no tiene huevos para moverla con quienes debe".

El magistrado declaró ayer en "rebeldía" a la dirigente, quien contrapuso: "Estoy en rebeldía desde el 8 de febrero de 1977, cuando se llevaron a mi primer hijo. Desde entonces estoy en rebeldía, porque las injusticias no se soportan". Y agregó: "Perdí a toda mi familia en cinco años, estoy desde que me despierto en rebeldía, y esa rebeldía está convertida en amor a la gente, para que nadie más tenga que llorar un hijo desaparecido, torturado, violado, tirado vivo al río. No puede seguir pasando".

En esa línea, tras remarcar que "no" cometió delito alguno, pidió "cambiar a estos tipos, a estos jueces. Soy una mujer del pueblo, que no entiende nada de leyes, y no quiero entender, pero sé cuáles son mis derechos. Le dije a la gente ayer 'defendamos nuestros derechos, que costó tanto conseguirlos, estos tipos quieren sacarlos de un sablazo, no dejemos que nos quiten los derechos'".

"A mí lo peor ya me pasó, que me sacaran a mi familia en cinco en años, ¿a qué le voy a tener miedo ahora? No tengo miedo de que me detengan, no es la primera vez que voy a ir presa. La primera vez fue a los 15 días de que se llevaron a mi hijo mayor, y desde la Plaza de Mayo, cantidad de veces", sentenció.