POLITICA SERVICIOS DE INTELIGENCIA

Denuncian nexos de la nueva AFI con Stiuso y operadores

La Alameda denuncia las conexiones entre los abogados que operan a favor del poder político, la esposa del espía y funcionarios de inteligencia.

PERFIL COMPLETO

Foto:Captura de pantalla

La ONG La Alameda denunciará mañana ante la Justicia Federal al nuevo Secretario de Finanzas de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI, ex SIDE), Juan José Gallea,  por el supuesto manejo de fondos del Estado a través de sociedades anónimas. Los denunciantes pedirán que también se investiguen las conexiones del funcionario con el recién llegado Jaime Stiuso –ex jefe de los espías del Estado–, su actual esposa, empresarios de medios y abogados del poder.
 

Gallea, según la denuncia a la que accedió PERFIL, vincula a Stiuso con el principal estudio jurídico que defendió a funcionarios kirchneristas acusados en causas de corrupción: Richarte y Asociados.

Además de apuntar al nuevo dueño de los fondos reservados de la ex Secretaría de Inteligencia y su supuesto crecimiento patrimonial, La Alameda pidió que se indague sobre una trama de sociedades anónimas. La ONG expone conexiones que en los tribunales, el Gobierno y el periodismo se conocen sotto voce: los abogados que defendieron a los funcionarios kirchneristas y que ahora se acomodan en la AFI macrista, empresarios que manejaron medios kirchneristas con fondos públicos y la ex SIDE forman parte de un mismo círculo.

La ONG que lidera el legislador porteño Gustavo Vera centra su denuncia en Gallea –quien dispone de fondos reservados–. Fue directivo del Grupo Veintitrés, de Sergio Szpolski y Matías Garfunkel, que recibió millones en pauta oficial y actualmente adeuda varios meses de salarios a los periodistas de sus medios.

“Gallea es dueño de varias empresas, entre ellas Panificadora Balcarce SA, a través de otra empresa de la cual es titular, Magnum Sabores Argentina SA”, dice Vera. A través de esta empresa, Gallea es socio de Darío Richarte, ex subsecretario de la SIDE durante la presidencia de Fernando de la Rúa y titular del estudio jurídico que defendió a los funcionarios kirchneristas en casos de corrupción. El último de sus clientes fue Amado Boudou (causa Ciccone, entre otras). Richarte también fue abogado del Grupo Veintitrés. Según la denuncia, la actual esposa de Stiuso, María Cecilia Rossero, figura en la Anses como empleada de dos empresas: VHS Sports SA, entre octubre de 2011 y septiembre de 2012, y de Panificadora Balcarce SA, hasta hoy. De aquí la conexión con Jaime Stiuso.

“La empresa VHS Sports tiene como banco de cabecera al Banco Julio. Stiuso tenía registrada a su nombre, en esa misma entidad bancaria, una caja de seguridad. Esta entidad financiera posee muy pocos clientes. A septiembre de 2015 registraba únicamente 1.367 cuentas”. A este pequeño banco, VHS Sports le debe $ 8 millones



Emilia Delfino