POLITICA "SISTEMA DE PUNTOS"

Denuncian a la agrupación de Milagro Sala por "extorsión"

La organización ultrakirchnerista Tupac Amaru habría exigido fidelidad militante como contraprestación por la entrega de viviendas sociales.

Dibujos de Temes
Dibujos de Temes Foto:Pablo Temes

Como si se tratara de un clásicos sistema de puntos para obtener beneficios, la organización ultrakirchnerista Tupac Amaru habría exigido fidelidad militante como contraprestación por la entrega de viviendas sociales.

Así lo reveló el programa Periodismo para Todos en cuya emisión de este domingo se mostró la manera en la que la organización de Milagro Sala opera presuntamente en forma extorsiva con sus seguidores para la entrega de casas.

La encargada de repartir estas casas en Mendoza es Nélida Rojas, a quien el equipo de PPT entrevistó y le preguntó por qué la única vivienda del lugar que está habitada es la de un familiar suyo. "Yo no soy la líder, la líder es Milagro. Somos 850 familias. Nosotros no teníamos idea de construcción. Seguimos aprendiendo y es así como construimos 1000 viviendas", respondió.

Asimismo negó que se entreguen casas por "puntos de militancia": "No se marca por puntos, se marca por compromiso". Al consultársele por los bienes que Rojas dispone, como un vehículo Toyota, contestó: "Nos merecemos por el laburo que tenemos. Vengo de un origen humilde, pero nos merecemos esto por el servicio que hacemos. Está bueno".

Según afirmó un funcionario mendocino, en la actualidad hay en ejecución 1.321 viviendas en la provincia, por más de 300 millones de pesos, de las cuales el 56 por ciento está en manos las cooperativas ligadas a la Tupac Amaru, consignó El Trece.

En diálogo con PPT, los damnificados lanzaron expresiones como: "Que el señor Macri me demuestre que puedo votar sin estar obligada para conseguir una casa", y "Es una maquinaria diabólica de estafadores".

Uno de los testimonios más fuertes fue el de Emilse Martínez, quien habló desde su "casa", la cuál sólo estaba conformada por paredes levantadas, sin techo. "Yo cumplí con todos los requisitos. Yo asistí a las marchas. Venía hasta cuando estaba embarazada a trabajar. Venía con mi hijo cuando lo tuve. Hice un momnton de cosas para la organización", concluyó.