POLITICA POLÉMICA ENTRE EL GOBIERNO Y LA OPOSICIÓN

Denuncias de robo de boletas en el Conurbano

Hubo problemas en La Matanza y Merlo. Para la Cámara Nacional Electoral, la votación transcurrió en forma “normal”. La ONG Poder Ciudadano recibió 1200 reportes de ciudadanos que detectaron irregularidades. 

PERFIL COMPLETO

El distrito que gobierna Espinoza fue el más apuntado
El distrito que gobierna Espinoza fue el más apuntado Foto:cedoc

En la jornada electoral de hoy se habló como nunca de robo de boletas y problemas con la fiscalización, con especial énfasis se marcaron problemas en el localidades del Conurbano como Merlo y La Matanza. Desde el frente Cambiemos llegó el mayor número de señalamientos sobre irregularidades. En tanto, los referentes del oficialismo salieron al cruce de estos cuestionamientos.

Mauricio Macri fue el primer candidato a presidente en ventilar los problemas con las listas opositoras en el cuarto oscuro, al declarar luego de sufragar que “están intentando robar las boletas”. Desde Merlo, la legisladora del PRO Laura Alonso indicó que “un persona con mucha experiencia de fiscalización en la ciudad me dijo que nunca en su vida había pensado que había lugares así”. Señaló que los fiscales detectaron robos de boleta y en las redes sociales se multiplicaron las imágenes de boletas descartadas en bolsas o tachos de basura.

Desde el oficialismo, el intendente de La Matanza y precandidato a vicegobernador de la nómina encabezada por Aníbal Fernández, Fernando Espinoza, dijo que las denuncias son “picardía de la política barata” y reclamó a Mauricio Macri, que pida “disculpas” a los votantes de su distrito por las recurrentes referencias a problemas en el comicio que llegaron desde su espacio. “Estigmatiza a los ciudadanos de La Matanza”, remarcó al votar esta tarde en Villa Luzuriaga.

Una de las declaraciones del oficialismo que más revuelo generó fue realizada por la única referente mujer de la mesa nacional de La Cámpora, la diputada Mayra Mendoza, quien disparó desde su cuenta de Twitter: “Si no tienen fiscales, es porque no tienen construcción política ni militantes que cuiden sus boletas. No ensucien la elección”. El comentario cayó especialmente mal entre las agrupaciones pequeñas, que hacen un gran esfuerzo para lograr presencia en el mayor número de escuelas.

Ajenos a la polémica entre Cambiemos y el Frente para la Victoria, desde el massismo salieron al cruce de las sospechas sobre fraude. “Terminemos con el cuento que en Argentina se hace fraude, todos tenemos responsabilidad de cuidar el voto”, reclamó Sergio Massa tras emitir su voto en Tigre.

Desde la izquierda también se señalaron durante la jornada algunas irregularidades. La aspirante a la primera magistratura del Nuevo MAS Manuela Castañeira, indicó tras emitir su voto en la Facultad de Derecho de la UBA: “Denunciamos que en Provincia de Buenos Aires la elección es muy desprolija, hay robo de boletas y el Estado no está garantizando que lleguen las boletas a todas escuelas del conurbano bonaerense”. En el caso de su partido, indicó Castañeira, habían logrado reclutar unos mil fiscales, a pesar de estar presentes en todas las mesas como aspirantes al máximo puesto político nacional.

La ONG Poder Ciudadano, que difundió en los últimos días una aplicación para celulares mediante la cual se podían señalar problemas en la votación informó tras el horario de cierre que recibieron durante la jornada unos “1.200 reportes de observadores electorales ciudadanos”.

Mientras promediaba la jornada, desde la Justicia se negó que existieran denuncias formales a pesar de la repercusión que estaban generando las declaraciones de diversos referentes opositores. El secretario de la Cámara Nacional Electoral Sebastián Schimmel declaró, según consignó un cable de la agencia estatal Télam, que el desarrollo de los comicios era “normal” en todas las provincias y aclaró que no se había radicado hasta ese momento “ninguna denuncia formal por robo de boletas” ni “irregularidades que se hayan repetido en forma sistemática”.



Aurelio Tomas