POLITICA EL KIRCHNERISMO EN TRIBUNALES

Desafiante, De Vido se defendió: “Jamás me protegí en los fueros”

Un día después de que la Justica rechazó pedir su desafuero, el ex ministro volvió a hablar de “persecución”. Avisó que denunciará a Carrió y tildó de “corrupto” al macrismo.

Fueros. El PRO recordó que cuando un juez lo quiso allanar, el ex ministro se amparó en su cargo.
Fueros. El PRO recordó que cuando un juez lo quiso allanar, el ex ministro se amparó en su cargo. Foto:Cedoc Perfil

“Fortalecido” tras la decisión de la Justicia federal de negar el pedido de desafuero y detención en su contra, el ex ministro Julio de Vido disparó munición gruesa contra el oficialismo y advirtió que nunca usó los fueros para protegerse. En un reportaje radial con un medio afín al kirchnerismo, el actual diputado nacional desafió al presidente Mauricio Macri a que muestre pruebas del cobro de coimas y de sus ex funcionarios. “Jamás me he protegido en los fueros”, le dijo al ex titular de la Sedronar, Juan Carlos Molina, que tiene un programa en Radio Rebelde.

El viernes, el juez federal Luis Rodríguez denegó el requerimiento del fiscal Carlos Stornelli para que se le quiten los fueros, se detenga y se indague a De Vido, en una causa en la que se investiga el desvío de fondos estatales a través de una triangulación con la Universidad Tecnológica Nacional (UTN).

El diputado del Frente para la Victoria atribuyó su situación judicial, y la de la ex presidenta Cristina Kirchner, a una persecución. “Hay una campaña y una persecución que es un delirio”, explicó. Y, tras defender su posición, el ex ministro redobló la apuesta, acusando al gobierno de Macri de “corrupto”. “No hay nada más impune (que la actual gestión)”, agregó.

En el mundo kirchnerista no faltan quienes construyen una teoría conspirativa detrás del pedido de desafuero a De Vido realizado por Stornelli. Quienes alimentan la idea recuerdan que el fiscal federal fue jefe de Seguridad de Boca, que es amigo de Daniel Angelici y que, en 2007, Macri lo tentó para ser su ministro de Justicia en la Ciudad.

En el afán por “demostrar” que el requerimiento no obedece a que en efecto hubo irregularidades en el manejo de los fondos por parte del ministerio kirchnerista, agregan que en los últimos días vieron a otro ex fiscal, que hoy es candidato de Cambiemos al Congreso, caminando por los pasillos de Comodoro Py. Sin embargo, la cantidad de causas del ex ministro no contribuyen a defender una teoría conspirativa detrás de su situación judicial. Por el contrario, amplían la idea de que hubo una inacción de la justicia durante los 12 años de kirchnerismo.

De Vido, en su contraofensiva, dijo que denunciará a Elisa Carrió, quien sugirió que al ex ministro podrían matarlo antes de que declare.

En los hechos, fuentes de Py dijeron a PERFIL que lo que está pasando en los tribunales no se puede disociar de la política. “Los jueces también leen encuestas”, explicaron. Tanto los procesamientos como la denegación del juez Rodríguez deben leerse en clave de campaña. Porque la Justicia también analiza cómo quedará el panorama si gana el macrismo o si la victoria se la lleva Cristina Kirchner.

Ayer, el jefe de la bancada kirchnerista, Héctor Recalde, vaticinó que De Vido estará presente en las próximas sesiones que se hagan en el recinto de la Cámara de Diputados. Y aunque negó que el tema se haya charlado puertas adentro del bloque, PERFIL supo, de varios de los legisladores K, que se consensuó con él su ausencia en la última sesión, para evitar que la discusión girara en torno al ex ministro.

El kirchnerismo nunca se desprenderá de De Vido. “Aunque no es lo mismo, es como si le soltara la mano a Máximo. Cristina nunca lo hará porque De Vido es ella. Más allá de que su relación no es la misma que antes”, confió un dirigente K en diálogo con este diario.

El ex funcionario convocó ayer a votar por el kirchnerismo. “El voto tiene que ser de profundo repudio a este gobierno y a estas políticas”, dijo. Y consideró que, en ese sentido, “Cristina es la única alternativa real”.

De Vido fue ocho años ministro de CFK. Sus destinos son inseparables.