POLITICA MOVIMIENTOS MILITARES EN LAS ISLAS

“Desazón” del Gobierno por los misiles que lanzará el Reino Unido en Malvinas

La canciller Susana Malcorra consideró “una pena” que Londres continuara con las prácticas militares en el archipiélago. Quejas ante el embajador británico y la ONU.

Tension. La Argentina buscó un acuerdo y los británicos respondieron con actividad militar.
Tension. La Argentina buscó un acuerdo y los británicos respondieron con actividad militar. Foto:Telam
Después de haber presentado una queja formal ante el embajador británico en la Argentina, Mark Kent, y ante el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, la canciller, Susana Malcorra, manifestó su “desazón” por la decisión del Reino Unido de continuar con ejercicios militares en Malvinas.
Para Malcorra, si bien se trata de una práctica que Gran Bretaña realiza desde hace muchos años, supone una hipótesis de conflicto que, sostuvo, está superada “a partir de la decisión de los argentinos de eliminar el conflicto como mecanismo de resolución de nuestras diferencias”.

El Gobierno considera que estos ejercicios se ejecutarán en territorio ilegítimamente ocupado por el Reino Unido. Los británicos comunicaron que lanzarán misiles y harán otros ejercicios militares desde el martes y por diez días. En su defensa, el gobierno kelper manifestó que se trata de una “rutina”, y lanzamientos de “corto alcance”.
“Produjo una pena que se continuara con esta práctica este año”, precisó Malcorra. “La Argentina ha hecho un compromiso claro respecto de que la cuestión Malvinas se va a resolver dentro del derecho internacional, lo cual nos quita cualquier posibilidad de hacer una práctica bélica”, dijo. Y añadió que seguirán intentando resolver mediante el diálogo la disputa por la soberanía, eliminando la hipótesis de un conflicto bélico para generar confianza.

Disputa. El conflicto por la soberanía de las Malvinas fue abordado por Mauricio Macri en la última asamblea general de las Naciones Unidas, donde se produjo un cortocircuito diplomático cuando el presidente confió que había hablado con la primera ministra, Teresa May, de soberanía, y los británicos lo desmintieron.

Un acuerdo firmado entre Gran Bretaña y la Argentina para retomar los vuelos directos desde el continente y para la exploración conjunta de petróleo y pesca en el área en disputa había generado fuerte polémica en la política doméstica. La oposición consideró la propuesta, que en Cancillería llamaron “principio de declaraciones”, como una entrega de la soberanía. Malcorra tuvo que ir al Congreso a dar explicaciones ante los legisladores
Ayer, la oposición rechazó los ejercicios militares de los británicos. El bloque de Diputados del Frente para la Victoria apuntó contra la política exterior de Cambiemos, a la que tildó de “inoperante”.