POLITICA EN EL CONSEJO DE LA MAGISTRATURA

Descubren sobresueldos de varios empleados judiciales

Lo reveló una auditoría interna. Se trata de trabajadores del área informática. Algunos cobraban más que un juez o que el Presidente.

Descontrol. El caso se descubrió en el Consejo, encargado de elegir y controlar a los jueces.
Descontrol. El caso se descubrió en el Consejo, encargado de elegir y controlar a los jueces. Foto:Cedoc
La administración del Poder Judicial y el manejo de fondos volvieron a quedar bajo la lupa: una auditoría interna reveló que un grupo de empleados de la Dirección General de Tecnología (DGT) del Consejo de la Magistratura –el órgano encargado de elegir y controlar jueces y administrar los recursos financieros de la Justicia– cobra sueldos superiores a la mayoría de los jueces, e incluso más que el propio presidente Mauricio Macri, informaron fuentes del organismo a PERFIL.

Las cifras llegan hasta los $ 150 mil mensuales, gracias a una maniobra que les permitió sumar horas extras a sus sueldos netos. En muchos de los casos, los empleados de informática lograron duplicar sus salarios. La irregularidad despertó las sospechas sobre un grupo de funcionarios y un posible sistema para defraudar al Estado.

La Corte Suprema establece que los trabajadores judiciales pueden hacer hasta 66 horas extras mensuales, tres horas máximo por día hábil. Sin embargo, la auditoría revela que 54 de los empleados del área informática registraron más de cien horas extras por mes, llegando en algunos casos a hasta 150. Si así fuera, tendrían que haber trabajado 7,5 horas extras por día. Las fuentes confiaron a PERFIL que “no hay registros, ni forma de verificar si las horas se cumplieron o no de forma presencial, por lo que pueden haber hecho su ingreso al sistema –para registrarse– desde cualquier lugar”. 

Gracias a esta maniobra, los empleados del área llegaron a cobrar más que un juez de primera instancia. En otros casos cobraron salarios superiores  a los de un juez de Cámara.

Entre los casos también hubo varios empleados que cobraban sueldos netos de alrededor de $ 53 mil y con las extras llegaron a un sueldo de más de $ 113 mil. Una cifra superior incluso a la que el año pasado cobraron jueces federales de Comodoro Py que, como explicó ayer una nota del diario La Nación, percibieron un promedio de $ 100 mil de salario. En otros casos, se detectó que algunos empleados cobraron más que el presidente Macri. Descontando el impuesto a las ganancias, el mandatario percibe $ 106.720. Los judiciales están exentos de este impuesto.

El Consejo suspendió esta semana el pago de horas extras y ordenó una auditoría interna. El área fue eje de varios cambios en el último tiempo, tras las denuncias de irregularidades y sospechas de corrupción. En los tribunales avanzan varias causas en las que se investigan la presunta manipulación de los sorteos de causas y la contratación del sistema informático del Poder Judicial. En esas investigaciones figura el nombre de Gabriel Melhman, hasta la semana pasada responsable de la DGT, y reasignado a la nueva Unidad de Modernización, Innovaciones Tecnológicas y Proyectos Especiales del Consejo.

Las fuentes consultadas insistieron en la falta de registro de las horas extras y aseguraron que éstas se usaban desde la dirección del área para garantizar la lealtad de sus empleados. Melhman y Alberto Chareca, subdirector de la DGT, serían quienes certificaban esas horas. El escándalo salió a la luz apenas una semana después del desplazamiento de Melhman.