POLITICA


Desde Formosa Cristina rechazó la "re-re" de Máximo y habló de su salida

Desde Formosa, la mandataria reivindicó la década kirchnerista. "Les estamos dejando un país mucho mejor al que recibimos", lanzó.

Cristina Fernández de Kirchner, el ministro de Economía y otros miembros del gabinete.
Cristina Fernández de Kirchner, el ministro de Economía y otros miembros del gabinete.
Foto:Télam

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner respaldó al gobernador Gildo Insfrán al inaugurar obras con un breve discurso en la provincia de Formosa. Allí, la mandataria hizo un repaso de su gestión, lanzó tiros por elevación a los precandidatos presidenciaes de la oposición y, lejos de lo que se esperaba, no hizo mención ni al discurso público de su hijo ni al reavivado debate por la "re-re" y habló de su salida.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

"Les venimos a traer vida", comenzó la Presidenta, al celebrar la inauguración de obras hídricas. "Porque con más de mil millones de pesos inauguramos hoy obras de electricidad que ha dado agua y luz que es vida, que es producción, que es progreso, que es inclusión social", completó.

Para la mandataria, con estas obras, "estamos extendiendo la frontera agropecuaria, incorporando el riego y sistemas de alta tensión, que pueda llegar a cada uno de los habitantes, y lo hacemos con humildad". Acto seguído, lanzó una de las tantas menciones que hizo del expresidente Néstor Kirchner. "Yo me acuerdo cuando él no prometía nada, cuando no decía que se las sabía todas, simplemente venía a ofrecer su corazón y su compromiso con los intereses de la patria".

"Hay algunos que uno los escucha en campaña y parece que se saben todo, hasta la fórmula de la Coca-Cola, pero después cuando llegan al gobierno no se saben ni hacer un mate cocido", lanzó, en un tiro por elevación a los opositores. "Gildo recién habló media hora, los dirigentes de este espacio podemos plantarnos frente a un micrófono en cada uno de los rincones de la Patria a hablar media hora, una hora, contando lo que hicimos, sin tener que criticar a Diego a Pedro o a Juana", siguió.

En distintos pasajes de su discurso, Cristina le agradeció a los presentes "por la incontable cantidad de homenajes que le han hecho a él, mi compañero de toda la vida". En esa línea, contó: "La gente que viaja acá, que no venía desde hace tiempo, no pueden creer que sea la misma provincia, con la cantidad de rutas, de hospitales, de escuelas, la universidad; pero lo que me cuentan, lo más increíble de todo, es que cuando uno entra a un bar no hay formoseño que no le hable de Néstor Kirchner y de la recuperación histórica".

Luego, Cristina se refirió al vigente conflicto con los fondos buitre para recordar el pronunciamiento de la ONU sobre el proyecto de reestructuración de deuda que impulsó Argentina. "Ese patagónico (por Kirchner) empezó la marcha que nos debíamos los argentinos, del desendeudamiento. No le echó la culpa a nadie. Y logró la reestructuración soberana más importante de la historia. Esa reestructuración de deuda que otros contrajeron y nosotros pagamos. Y seguiremos pagando porque no vamos a permitir que tiren por la borda el esfuerzo de los millones de argentinos".

El discurso de la mandataria en Formosa llegó tres días después de que su hijo, Máximo Kirchner, instalara el debate por una posible re-reelección. Lejos de pronunciarse en sintonía con el líder de La Cámpora, la Presidenta eligió hablar de su futuro en el cargo en tiempo pasado: "A los jóvenes, les estamos dejando un país totalmente diferente al que recibimos. No esperen que nadie les regale nada, lo van a tener que conseguir ustedes con trabajo, con militancia, con capacidad".

 

 



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Cristina Fernández de Kirchner
  • Re-reelección
  • Máximo Kirchner
  • Formosa
  • Gildo Insfrán