POLITICA

Desde la cárcel, Fariña reveló por qué le contó su verdad a Jorge Lanata

El valijero K contó el detrás de escena de la famosa cámara oculta en PPT y realizó una dura autocrítica en exclusiva con Perfil.com.

Foto:Cedoc

El derrotero de Leonardo Fariña comenzó el día que decidió hablar con el periodista Jorge Lanata, que poco después consiguió otro testimonio y documentación para acusarlo de "valijero" en la denominada "ruta del dinero K".

Si bien a los pocos días de conocida la cámara oculta que le hizo el periodista, Fariña fue a América TV a desmentirse, nunca se supo por qué el marido de Karina Jelinek había decidido ventilar la trama de oscuros negocios de la presunta sociedad Néstor Kirchner y Lázaro Báez. Hasta ahora.

En la extensa entrevista exclusiva con Perfil.com, desde el penal de Ezeiza, el presidiario dejó a entrever varias pistas sobre cuál fue la situación que lo llevó a pensar en Lanata como una solución.

En principio, Fariña contó que le hizo "ganar millones" a Báez cuando manejaba las cuentas de Austral Construcciones hasta que ambos tuvieron diferencias económicas y el sospechado testaferro de Kirchner quedó en deuda con él. En verdad, ambos se reclamaban millonarias cifras.

"De un día para el otro, me despidieron y lo pusieron (a Daniel Pérez Gadín) a auditarme. Nunca me quedé con nada que no es mío. Le dediqué mucho tiempo a ese emprendimiento", contó a este portal. 

En otro momento de la entrevista, Fariña se reprochó "haber querido cobrarse una deuda legítima de una forma ilegítima pero legal", en alusión indirecta a cómo negoció con Báez el dinero que le reclamaba.

Pero más contundente aún fue el valijero cuando Perfil.com le preguntó cuáles fueron "las mentiras" que le había dicho Lanata en aquella cámara oculta. Sorpresivamente, Fariña respondió: "Debí haber tenido la valentía como hombre de ir a Río Gallegos a reclamarle la plata a Lázaro Báez".

De esa forma, Fariña dejó en claro que decidió encontrarse con Jorge Lanata en el marco de una negociación con Báez, a modo de "extorsión".

En ese momento de la entrevista, lanzó una dura autocrítica: "Pero me sentía más que Báez porque era el 'pibe maravilla'. Me comí el personaje. Mi vida fue un fracaso. Elegí casarme y a los dos años me separo".

"Expuse a mi hijo a noticias mentirosas, a que los compañeritos le digan 'tu papá está preso'. Expuse a mi papá a venir a verme con una bolsa de comida a un penal a los 79 años", continuó.

Por último, Fariña dio a entender que se encuentra preso fruto de esta negociación frustrada. "Necesitaban un boludo adentro", dijo. Y remató: "En una megainvestigación ¿soy el único culpable? ¿No hay nadie más para investigar?".



Redacción de Perfil.com