POLITICA UN CONFLICTO QUE SE EXTIENDE

¿Despidos o ñoquis? Polémica en Quilmes por mil cesanteados

La delegación de ATE asegura que el personal "realizaba tareas concretas". El municipio habla de gente que "nadie había visto jamás".

Foto:Cedoc

La discusión sobre el personal del Estado estuvo en el centro de la escena nacional estas semanas. Empezó con el futuro incierto del personal de AFSCA y del Centro Cultural Kirchner, y remató ayer cuando Michetti anunció el despido de más de 2.000 presuntos “ñoquis” de la gestión Boudou.

El escenario se repite, en menor escala, a nivel municipal: uno de los municipios que avanzó rápido con la reducción de empleados fue el partido de Quilmes. La gestión de Martiniano Molina decidió no renovar contratos de mil trabajadores a partir del 31 de diciembre de 2015.

"Son despidos encubiertos, algunos compañeros tienen siete años de antigüedad, y la mayoría tenía tareas asignadas; hablamos de enfermeros, camilleros, barrenderos, trabajadoras sociales", denunció a Perfil.com el delegado de ATE Quilmes, Claudio Arévalo.

Según pudo saber este portal, el municipio cuenta con 5500 empleados en planta permanente, sobre un total de 8 mil. El secretario de gobierno Fernando Pérez, quien lleva a cabo las negociaciones con los gremios, subrayó: "El [intendente anterior, Francisco] 'Barba' Gutiérrez dejó dos mil personas en planta de más. Estos son contratos que se renuevan cada seis meses. Hicimos una auditoría, había gente que nadie había visto jamás. La gente valiosa se va a rever".

Pérez consideró que el municipio "tiene superpoblación de personal, con problemas financieros muy serios". Y remarcó que están "400 millones abajo de lo que deberíamos estar en gasto de empleados, por lo que tenemos que hacer una gestión eficiente". Por último, corrigió al delegado gremial y dijo que son 800 los cesanteados.

Los trabajadores de ATE se encuentran en estado de alerta y movilización y, según explicaron, "realizamos medidas de fuerza en algunas áreas de gestión, pero si no hay respuestas provincializaremos el conflicto". En ese contexto, hoy por la tarde habrá una nueva reunión entre las partes.

¿Salariazo? Según publicó este martes el diario Ámbito Financiero, el intendente "se hizo duplicar el sueldo por el Concejo Deliberante y cobrará $ 112 mil más $ 50 mil de 'gastos de representación'".

Pérez consideró de "falso" el dato. "La escala salarial del 4 de agosto de 2015 estipulaba que el salario ya era de 112 mil pesos", dijo. En cuanto a los "gastos de representación", señaló que se trata de algo que establece la ley donde el intendente puede utilizar "hasta el 100 por ciento de su salario en ese punto. Nosotros pusimos hasta 50 y lo más probable es que no se usen".

(*) De la redacción de Perfil.com.



Ramón Indart