POLITICA

Después de casi cinco años, CFK volvió a ponerse la gorra de la Unión Ferroviaria

En 2009, Pedraza era halagado por la Presidenta. La muerte de Ferreyra lo cambió todo. Una cronología de olvidos. 

PERFIL COMPLETO

Foto:CeDoc

Esta tarde, la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner llevó a cabo un acto en el que presentó los nuevos coches para el Ferrocarril Sarmiento. Entre los detalles que decoraron el evento -como elegir el día en que se cumplían dos años y tres meses de la tragedia de Once, o destacar el sistema de frenos de las nuevas formaciones- sobresalió uno en particular: se puso la gorra de la Unión Ferroviaria, algo que no ocurría desde el 12 de noviembre de 2009. 

En aquel entonces, la Presidenta participó de un acto con el titular de la Confederación General del Trabajo (CGT), Hugo Moyano y con el lider de la Unión Ferroviaria, José Pedraza. El acto fue con motivo de la inauguación de un hospital del sindicato de los ferroviarios en el Conurbano y, entre elogios a "la organización sindical ferroviaria", le entregó una estatuilla a José Pedraza al conmemorarse un nuevo aniversario de su sindicato. Fue en esa ocasión cuando Cristina se sacó una foto, sonriente, con la gorra de la Unión Ferroviaria.

Poco menos de un año después, el 20 de octubre de 2010, en una protesta de los ex empleados ferroviarios tercerizados del Ferrocarril Roca, un grupo de la Unión Ferroviaria los enfrentó dejando tres heridos de gravedad. Uno de los heridos falleció. Se llamaba Mariano Ferreyra. Tenía 23 años.

Desde entonces sucedió de todo: primero intentaron expiar las culpas en terceros con la "Operación Duhalde" -montada por medios oficialistas en base a una nota vieja- los twitts de la Presidenta acusando a "los que hace tiempo buscan un muerto", conversaciones telefónicas entre el ministro de Trabajo Carlos Tomada y José Pedraza, una foto de Amado Boudou con el acusado de matar a Ferreyra, el alejamiento de Hugo Moyano y, obviamente, el silencio oficial frente al hecho. 

Paradojas del destino, el 22 de febrero de 2011, exactamente un año antes de la tragedia de Once, José Pedraza fue detenido y Cristina suspendió un acto previsto para esa misma tarde, donde presentaría la nueva formación del ferrocarril Buenos Aires - Mar del Plata. 

Desde entonces, la historia es conocida: Pedraza desapareció de la agenda del gobierno y buena parte de los trabajadores ferroviarios mantienen un abierto enfrentamiento con el Gobierno Nacional, que incluyen acusaciones cruzadas por la responsabilidad de los sucesivos accidentes que sufrieron los ferrocarriles metropolitanos. 

Hoy, finalmente, Cristina se acordó de la Unión Ferroviaria. Aunque sin Pedraza, claro. 



Nicolás Lucca