POLITICA DUDAS DE LA OPOSICION

Detectan ‘errores’ e irregularidades en el escrutinio

Hay telegramas que no coinciden con los votos en las urnas, mesas donde sólo votaron a Scioli y diferencias sospechosas.

Foto:Cedoc

Como ante cada elección, los telegramas del escrutinio muestran una acumulación de irregularidades que dejan en evidencia los problemas del sistema electoral. Los errores van desde lo más básico, como diferencias de votantes y votos totales, hasta situaciones que levantan sospechas de fraude, como toda una mesa votando a un solo candidato o listas de diputados que duplican a la  lista presidencial que acompañan.

Especialistas en materia electoral ponen la mira, sobre todo, en provincias como Santiago del Estero, Formosa o Misiones, donde la estructura del oficialismo es cada vez más fuerte y la oposición tiene menos poder para fiscalizar. Pero las irregularidades se replican por todo el país. En muchos casos, reconocen desde la oposición, el problema no sólo es tener los fiscales necesarios sino que estén bien preparados.

Desde el frente Cambiemos, hicieron un análisis de todos los telegramas y se encontraron con diferentes cuestiones en las que están poniendo el ojo. Encontraron unas 2.500 mesas donde los candidatos de Cambiemos tenían votos en todas las categorías menos para presidente. En alrededor de 9.500 mesas había una diferencia de más de 50 votos entre categorías. Y además, cuentan que hay 2.100 telegramas que no fueron procesados en el escrutinio provisorio.

El error más repetido es que no coincide el total de ciudadanos que votaron en la mesa con el total de votos contados. Incluso hay diferencias entre los votos de cada categoría (de haber votos en blanco o nulos, debería dar el mismo total). Un pormenorizado estudio de la Fundación Argentina Equilibrio (FAE), vinculada al Frente Renovador, muestra que en las PASO de 2011 hubo 44% de mesas con irregularidades de este tipo y en las de 2013, 30%. En muchos casos, los presidentes de mesa se ausentan y ese lugar termina siendo ocupado por un fiscal partidario, algo que está prohibido por ley. Varias de esas situaciones se dieron en el Conurbano, según una deununcia que los apoderados de Cambiemos presentaron en el juzgado electoral de La Plata. También incluyen una larga lista de impedimentos y hasta amenazas que sufrieron sus fiscales.

En Santiago del Estero, en tanto, se repiten las denuncias de mesas donde la autoridad es un funcionario del gobierno del matrimonio Zamora. PERFIL pudo detectar, al azar, dos mesas (724 y 851), en las que el DNI firmante figura como empleado del gobierno provincial.

En ese distrito es en el que más porcentaje de votos sacó Daniel Scioli (66%). Y como en toda elección, pasan cosas curiosas, como telegramas con el 100% de los votos para el oficialismo o a lo sumo unos votos aleatorios para opositores. Quizás eso explique que Mauricio Yattah haya salido tercero en Guasayán (5%) y cuarto en Atamasqui y San Martín (3%).

PERFIL analizó los resultados en el departamento de Alberdi, donde Scioli sacó el 85%. Los dos pueblos más grandes son Campo Gallo y Sacháyoj. Y la diferencia en el resultado es sorprendente: en el primero Scioli sacó el 91% y en el segundo apenas 61% (contra 31% de Macri).

En Misiones también se detectaron muchas irregularidades. Los apoderados de Ramón Puerta pidieron abrir mil urnas por dudas que generaban los telegramas. En muchos casos veían votos para los presidenciables (Massa y De la Sota) y ninguno para él. La Justicia aceptó abrir sólo 200 urnas (incluyendo pedidos de otras fuerzas) y así lograron “recuperar” unos 4 mil votos.



Gabriel Ziblat