POLITICA MARTÍNEZ


Detuvieron a dos personas que realizaron amenazas de bomba contra el presidente Macri

Se trata de una mujer y un hombre que realizaron miles de llamados al 911 en los últimos siete meses, amenazando "colocar un artefacto explosivo".

Amenazas en el departamento de Macri, ubicado sobre la Avenida Libertador.
Amenazas en el departamento de Macri, ubicado sobre la Avenida Libertador.
Foto:CARAS
Un hombre y una mujer fueron detenidos en un allanamiento en la localidad bonaerense de Martínez, luego de que se comprobara que desde su vivienda se realizaron numerosas llamadas a la línea de emergencia 911 en las que amenazaban con "colocar un artefacto explosivo en el domicilio del presidente Mauricio Macri", según informó el Ministerio de Seguridad.

La denuncia fue caratulada como delito de "intimidación pública" y quedó radicada en el juzgado en lo Criminal y Correccional 2, a cargo del juez Sebastián Ramos. La investigación se basó en el "análisis de las llamadas recibidas en la central de emergencias y la posterior verificación de que, en un período de 7 meses, se habían consumado alrededor de 11.000 llamadas, de las cuales 9.000 correspondían a los números de 911 y 101". 

"En las mismas, el responsable advertía que se iba a colocar un artefacto explosivo en el domicilio del presidente Mauricio Macri", señalaron en el comunicado oficial.

Luego de identificar otro número de teléfono con el se "mantuvo alrededor de 300 llamadas", se localizaron los domicilios de las localidades de Martínez y Derqui desde los cuales se habían efectuado las comunicaciones y se dispusieron dos órdenes de allanamiento.

Los operativos fueron realizados en conjunto por la Unidad de Investigación Antiterrorista, el GEOF y la Brigada de Explosivos junto con la Sección Ciberterrorismo. En el domicilio de Martínez, los efectivos encontraron a dos hombres y dos mujeres, de las cuales una, ante la llegada de la policía, arrojó su celular al piso para dañarlo.

Verónica Morinico y Sergio Darci Alves, madre e hijo, fueron detenidos y, a su vez, se secuestraron siete teléfonos celulares, uno de los cuales era que se había utilizado en las 300 llamadas intimidatorias.

La mujer debió ser trasladada al Hospital Central de San Isidro debido a un cuadro de hipertensión arterial e hipoglucemia, "luego de intentar agredir físicamente a los efectivos y descomponerse".

En paralelo, el allanamiento en la vivienda de Derqui en la que estaba asentado el domicilio de la titular de la línea en cuestión, arrojó como resultado la presencia de tres hombres y una mujer, sobre los cuales no pesaba ninguna orden de arresto. Allí se incautaron nueve teléfonos celulares, cuatro tarjetas de memoria, un módem, un disco rígido y una tablet.

La titular de la línea no se encontraba en el lugar y, a través de la base de datos de la Dirección Nacional de Migraciones, se corroboró que ese mismo día había viajado desde el puerto de Tigre en una embarcación con destino a Uruguay.

"La investigación continúa en curso a fin de dar con el paradero de la misma y efectuar su traslado al 
asiento del departamento interviniente", señalaron desde la cartera de Seguridad.

El lunes a las 10 se realizará una conferencia de prensa en el Ministerio de Seguridad con el fin de "precisar más detalles sobre los procedimientos y la investigación".