POLITICA JUJUY


Detuvieron al exjefe de Gabinete de Fellner por la posesión y venta de una finca

El exfuncionario Armando Berruezo quedó detenido por "abuso de autoridad, fraude y negociación incompatible con la función pública". 

La justicia jujeña detuvo al ex jefe de Gabinete de la provincia Armando Berruezo e imputó al ex ministro de Infraestructura Luis Cosentini, al avanzar en causas que investigan por irregularidades a ex funcionarios del gobierno del kirchnerista Eduardo Fellner.

Fuentes judiciales señalaron que Berruezo fue detenido y quedó imputado por "abuso de autoridad, falsedad ideológica, fraude y negociación incompatible con la función pública" en una causa que comenzó en 2002 por la posesión y venta de tierras en la finca El Pongo, en la comuna de Perico.

Berruezo quedó alojado en dependencias de la Dirección de la Brigada de Investigaciones de la policía de la provincia a la espera de ser indagado. 

En tanto, en las últimas horas el ex ministro Cosentini fue imputado por el delito de "encubrimiento agravado" por el juez Pablo Martín Pullen Llermanos, por el ataque que sufrió el dirigente de la Corriente Clasista Combativa Lucas Arias, quien falleció poco después de la golpiza.

Las fuentes indicaron que Cosentini fue citado a prestar declaración indagatoria para el próximo viernes. El ataque a Lucas Arias, quien era novio de una hija del dirigente municipal Carlos "Perro" Santillán, fue perpetrado en 2006 por integrantes de la Organización Barrial Tupac Amaru, cuando protestaban en las instalaciones del ministerio de Infraestructura que dirigía Cosentini.

De acuerdo con el expediente de la acusación, en el interior del despacho se produjo un enfrentamiento entre miembros de la Tupac y Arias, quien estaba acompañado por Julián Maidana, por lo que los dos jóvenes resultaron golpeados gravemente.

Algunos testigos señalaron ante la prensa que el ministro "dejó una zona liberada" a los activistas tupaqueros que golpearon a los jóvenes.
Incluso, el sindicalista Santillán aseguró que en aquella ocasión la misma Milagro Sala le habría pegado en la cabeza con la culata de un revólver a Lucas Arias, lo que le provocó heridas gravísimas y tiempo después el joven murió.



Redacción de Perfil.com