POLITICA LO DECLARO UN DETENIDO POR LA MAFIA DE LOS CONTENEDORES

Dice que le entregó US$ 20 mil a Gómez Centurión

.

El empresario Oldemar Barreiro Laborda, conocido como “Cuqui” y detenido en el marco de la causa por la mafia de los contenedores, aseguró haberle dado US$ 20 mil al titular de la Aduana, Juan José Gómez Centurión, en el estacionamiento del shopping Buenos Aires Design. En su declaración, Barreiro Laborda afirmó que no se trataba de una coima sino que Gómez Centurión “se los pidió para irse de viaje a Cancún”, explicaron fuentes judiciales.

Las mismas fuentes indicaron que es la primera vez que el ex dueño de Lo Jack se ubica en el lugar donde, según una denuncia anónima presentada ante el Ministerio de Seguridad, en agosto pasado, se habrían efectuado las coimas de las que fue acusado el jefe de la Aduana e interinamente suspendido, hasta ser repuesto en su caso.
“Aunque las razones que evoca no parecen tener asidero, daría la impresión de que se trata de mensajes para que alguien le tienda una mano”, especularon en Tribunales. Y agregaron que Barreiro Laborda no aportó mayores datos o precisiones, aunque habló durante varias horas y nombró a involucrados en el caso.
Desde el entorno de Gómez Centurión, que está internado recuperándose de un complejo cuadro de salud,
descartaron de plano las acusaciones. En tanto, en la Justicia afirmaron que aunque Barreiro Laborda aportó audios de voces que podrían comprometer al funcionario, hasta ahora no se encontró nada que lo complique.
Con prisión domiciliaria por motivos de salud, Barreiro Laborda cambió de abogado la semana pasada. Un día antes de presentarse a declarar por cuarta vez designó como su defensor a Carlos Broitman, quien representa a Ibar Esteban Pérez Corradi, detenido en el marco del triple crimen y el tráfico de efedrina.

A un paso del juicio oral. Ayer, el juez en lo Penal Económico Marcelo Aguinsky, a cargo del expediente, dispuso el cierre del sumario de esta parte de la causa. El magistrado corrió vista a la fiscal del caso, Gabriela Ruiz Morales, y a la querella de la Agencia Federal de Ingresos Públicos (AFIP), para que se pronuncien sobre la elevación a juicio oral. Si ambas partes están de acuerdo, el mes próximo ya se sortearía el tribunal oral que juzgará el caso. En la sede de Avenida de los Inmigrantes apuestan a que en el debate se terminarán de ventilar las diferencias entre quienes intervinieron en la maniobra.

El caso comenzó luego de la llegada de una serie de escuchas en el marco de una causa de narcotráfico en la Justicia Federal. De ahí se desprendía cómo se adulteraba documentación de los containers frenados por disposición judicial, ante la sospecha de contrabando.
En ese momento se produjeron nueve detenciones, en tanto otros dos involucrados lograron escapar. Uno de ellos, conocido como “Mr. Korea”, se presume que huyó rumbo a Asia,
mientras que el otro, Claudio “el Mono” Minnicelli, cuñado del ex ministro Julio De Vido, podría haber ido rumbo a Uruguay. El último dato certero que hubo sobre él es que pudo estar en una estancia del ex funcionario kirchnerista en Entre Ríos, pero el operativo de búsqueda fracasó cuando se alertó en un diario local que a la zona había llegado una delegación de Gendarmería para detenerlo.