POLITICA BOLETIN DE NOTAS

Diez analistas siguen calificando con un 6 a Macri

Mantuvieron el mismo promedio con el que lo habían evaluado al finalizar el primer año de gestión. Mejoras en Economía y Seguridad. La política social sigue siendo un foco a mejorar, y la institucional todavía no conforma.

El presidente Mauricio Macri en la residencia de Olivos
El presidente Mauricio Macri en la residencia de Olivos Foto:DyN

El alumno Mauricio Macri sigue teniendo un desempeño dispar. Hay materias en las que logra levantar el promedio, como Economía, pero otras que se lo baja, como Política Social e Institucional. Por lo menos así surge del análisis que hicieron diez analistas para PERFIL: le pusieron, en promedio, un 6 (seis) a su gestión una vez finalizado el segundo año de mandato.

De esta manera, el Presidente conserva el mismo promedio que tenía el año pasado, analizado por los mismos especialistas (excepto dos que fueron descartados, uno por asumir como funcionario y otro como diputado).

En materia económica, tanto Martín Tetaz como Javier Alvaredo (de la consultora ACM) destacaron la buena actividad económica, sustentada en la buena performance de la obra pública y la construcción.  Tetaz critica el lento proceso elegido para reducir el déficit fiscal. Considera que la persistencia de subsidios energéticos obligó al Gobierno a recurrir a cambios en los cálculos de movilidad jubilatoria. Alvaredo, por su parte, pone la mira en las metas de inflación del Central, que para el año próximo también considera “alejadas de la realidad”.

En Relaciones Exteriores, Rosendo Fraga destaca que la cumbre de la OMC (arranca hoy), junto con la del G20 y la incorporación a la OCDE pone al país como un actor relevante. Sin embargo, Rafael Genitili (titular del Laboratorio de Políticas Públicas) lo toma con un sabor agridulce: como cree que sus resultados serán “decepcionantes”, afirma que “aun si los aspectos organizativos y protocolares funcionan a la perfección, quedarán asociados a fracasos, con efectos negativos sobre la marca país”.

En Seguridad, los casos de Santiago Maldonado y Rafael Nahuel acapararon la atención. Para el abogado Guillermo Serpa Guiñazú fue una muestra de “torpeza”, aunque en el marco de una “represión legítima”. El consultor Ricardo Spadaro, en tanto, fue más contundente y elogió el cambio que intenta establecer el Gobierno en relación con la consideración de la autoridad policial. Serpa Guiñazú, además, apuntó al nulo cumplimiento del protocolo antipiquetes y Spadaro a los “grandes vacíos y retrocesos” en la Justicia.

La política social de Macri sigue siendo foco de críticas, a pesar de que se destaca como positivo el haber mantenido los principales programas del kirchnerismo. En la pérdida del poder adquisitivo de los planes está para Eduardo Chávez Molina (Gino Germani-UBA) el principal problema, mientras que para Virgilio Gregorini (director ejecutivo de Techo) los progresos económicos y de inversión chocan con la dificultad de no poder penetrar los enclaves más duros de pobreza.

La Institucional es la materia en donde se esperaba un mejor desempeño de Macri, sobre todo por lo que prometía. A pesar de los importantes avances que destacan tanto Pablo Secchi como Natalia Volosin, la mira sigue puesta en una Oficina Anticorrupción que todavía no es independiente, en los conflictos de interés y el nepotismo. El intento de instalar la boleta electrónica también genera rechazos.

El año pasado, Macri se autocalificó con un 8 (ocho). Todavía no había ganado la elección de medio término, ni firmado el pacto fiscal con los gobernadores. Dos grandes logros que probablemente le subieron la autoestima.