POLITICA REUNIÓN EN CASA ROSADA

Diputados del peronismo disidente le aseguraron a Macri quórum en el Congreso

El presidente recibió a un grupo de diputados nacionales que integrarán el interbloque "Compromiso Parlamentario por la Argentina".  

Foto:Presidencia.

Construir gobernabilidad fue uno de los objetivos trazados por el Gobierno de Mauricio Macri desde su asunción. Por eso, el Presidente encabezó en el Salón Norte de la Casa de Gobierno una reunión en la que recibió a nueve diputados nacionales que promoverán, junto a senadores del peronismo disidente, el quórum necesario para la aprobación de leyes en el año legislativo.

Macri, acompañado por el presidente de la Cámara Baja, Emilio Monzó; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; el viceministro de Interior, Sebastián García de Luca, y el diputado Nicolás Massot; recibió a los legisladores que componen el bloque Compromiso Parlamentario por la Argentina.

Por ese sector asistieron Darío Giustozzi, Luis Lusquiños, Claudio Poggi, Ivana Bianchi y Berta Arenas (Compromiso Federal), Alberto Roberti (ex Frente Renovador) y José Orellana (Primero Tucumán) y Sandro Guzmán y Eduardo Fabiani que responden al bloque de Giustozzi.  Todos tienen como denominador común haber pertenecido a las filas del Frente para la Victoria o el Frente Renovador.

En declaraciones a la prensa acreditada en la Casa Rosada, Giustozzi aseguró que la reunión tuvo como eje fundamental expresar al presidente "el espíritu de acompañar en pos de que "por primera vez en Argentina desde la vuelta a la democracia, las alternancias funcionen y cuenten con el apoyo de la dirigencia".

Además, explicó que, como oposición, el bloque que representa "tiene la responsabilidad de hacer lo posible para que le vaya bien al oficialismo", y prometió "responsabilidad, desde nuestras propias pertenencias" para lograrlo. 

Por su parte, Frigerio manifestó que el objetivo del Gobierno es "enviar los proyectos de ley para promover la pobreza cero, la renegociación con los holdouts y el combate al narcotráfico"

En esa línea, aseveró que entre los proyectos que se enviarán desde el Ejecutivo al Parlamento está el de impulsar una nueva Ley Cerrojo para cancelar las deudas con los bonistas extranjeros para que el país "recupere el crédito para financiar programa de obra públicas y conseguir proyectos de inversión". 

"Estamos satisfechos por esta muestra de madurez y apoyo a la gobernabilidad", finalizó. 



Redacción de Perfil.com